Evacuan socorristas que adelantan rescate en el edificio Space

Todo el personal que trabaja en la zona recibió la orden de salir del lugar.

Este viernes se dio la orden de evacuar de emergencia, al equipo de socorristas y personal que adelanta labores de remoción de escombros de la torre 6 del Edificio Space, ante un inminente riesgo en la zona.

Así mismo, el personal que inspecciona la estructura de la torre 5 fue retirado del lugar hasta nueva orden.

Al parecer la orden de evacuación obedece a los resultados de un análisis estructural de la edificación contigua a la que se desplomó el pasado sábado y que deja un saldo de una persona muerta y diez desaparecidas.

De acuerdo a la inspección realizada a la estructura, que aún se mantiene en pie, presenta inestabilidad y se inclinó hacía la torre 4 ocasionando el deterioro de la misma, por lo cual es mejor evacuar la zona para evitar otra tragedia.

La Procuraduría y la Fiscalía adelantan investigaciones con el fin de definir responsabilidades en la tragedia que afecta a más de 300 familias.

El jueves, la Fiscalía anunció la apertura de una investigación penal por los delitos de homicidio y lesiones personales contra los responsables de la construcción del edificio que se derrumbó en Medellín.

El fiscal Eduardo Montealegre dijo que la investigación por presuntas irregularidades en la construcción de la Torre 6 del edificio Space, que se desplomó el pasado sábado, un día después de que aparecieran enormes grietas en la estructura, incluye a los constructores y todos los que tuvieron alguna responsabilidad en la obra.
"La Fiscalía General inició una investigación penal por los delitos de homicidio y lesiones personales", manifestó el funcionario.

Montealegre dijo que la Fiscalía interrogará a las personas relacionadas en la investigación para, junto con las pruebas recogidas, formular cargos.

"El enfoque de esta investigación se va a centrar básicamente en los constructores, en quienes dieron la orden de construcción, en las personas que desarrollaron los planos técnicos, en la personas que desde luego estuvieron involucradas en la autorización de la construcción de este edificio", manifestó el fiscal.

Debido a las grietas, el edificio de 24 plantas había sido evacuado el viernes por orden de las autoridades, lo que evitó una tragedia mayor, pese a que la constructora CDO aseguraba que no había riesgo de colapso de la estructura.

Los organismos de socorro que trabajan desde el sábado por la noche en la remoción de escombros del edificio derrumbado sólo han podido recuperar un cadáver, del universitario Juan Esteban Cantor, de 22 años, que vivía en la torre siniestrada y que por razones que se desconocen regresó al lugar momentos antes del desplome.

Los otros diez desaparecidos son nueve trabajadores de la constructora que estaban viendo la forma de reparar las columnas afectadas y un vigilante del edificio.
 

 

últimas noticias