Youtube, libros y podcast: formas en que excombatientes de las Farc cuentan sus historias

Noticias destacadas de Nacional

Somos Movimiento es una campaña de comunicación para contar la paz desde los Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación habitados por excombatientes de las Farc y sus familias.

Rafael Ureña vive en Tierra Grata, Cesar, antiguo Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación (ETCR) Simón Trinidad, y aunque es uno de los 58 niños que habitan esta vereda, en julio se convirtió en un “reporterito” para contarle al mundo lo que pasa en su comunidad.

Vestido con un chaleco de prensa y con micrófono en mano, Rafael lleva a sus espectadores a través de unas calles polvorientas y de los relatos de sus paisanos, que han logrado construir un sistema de acueducto gracias al trabajo mancomunado y a la apuesta por la reconciliación.

La historia de Rafael, al igual que la de otros niños que viven en diferentes ETCR a lo ancho del país, hacen parte del programa “Cuentos que no son cuentos”, una estrategia de Somos Movimiento: Mujeres, Paz y Territorio.

“Somos Movimiento es una campaña comunicativa que visibiliza procesos e iniciativas impulsadas por mujeres en proceso de reincorporación desde diferentes territorios de Colombia”, afirma Ximena Correal, quien hace parte del equipo que está implementando este proyecto del Centro de Pensamiento y Diálogo Político (CEPDIPO) desde marzo de este año.

“Con ‘Cuentos que no son cuentos’ queremos dar un rol y un reconocimiento a los niños y niñas que viven en los espacios territoriales y desde sus experiencias y su forma de relacionarse con el mundo, que nos cuenten un poco cómo está la situación en su ETCR”.

Además de este espacio en el que los niños retratan la realidad de su comunidad, Somos Movimiento ha desarrollado varias piezas de comunicación para mostrar el trabajo colectivo, la sororidad y solidaridad de las mujeres excombatientes de las FARC.

También le puede interesar: En carpas y sin agua viven los excombatientes de las Farc desplazados del ETCR Santa Lucía

En primer lugar, está “Notas en movimiento”, que son cápsulas en Youtube que dan cuenta de las problemáticas que hay en las zonas de reincorporación como lo son la tenencia de la tierra y el acceso a servicios públicos.

Por otra parte, el libro “Contadoras de historias: relatos de mujeres para no olvidar” es un compendio de historias de mujeres, niñas y adolescentes que quisieron contar cómo desde lo cotidiano viven la construcción de la paz.

“Queríamos encontrar puntos en común entre las mujeres y en una convocatoria inicial recibimos 76 piezas entre fotos, historias de vida, poemas y cartas. Las historias de las mujeres se cuentan desde el dolor y el conflicto, pero también desde las acciones de resistencia y memoria”, asegura Correal.

Entre las narraciones se destacan las historias de mujeres del pueblo de Pastos y de Asomujigua (la Asociación de Mujeres de la Cuenca del río de Jiguamiando, en el Carmen del Darién, departamento del Chocó), cuyos relatos verán la luz el próximo jueves 10 de septiembre, cuando será publicado el libro.

Mientras tanto, el podcast ‘Rudas, mujeres y territorio’ es la última apuesta de Somos Movimiento para abordar temáticas llamativas para las mujeres jóvenes y visibilizar procesos organizativos que se están adelantando en las regiones.

“Por ejemplo, hemos presentado a la red de mujeres huilense de defensa y acompañamiento en derechos sexuales y reproductivos Ruda; también tuvimos a una mujer que impulsa un festival de teatro en Montería, Córdoba, o la historia de Alix Morales, quien ha luchado por la soberanía alimentaria en el Cauca”.

La divulgación de este tipo de historias en los ETCR es muy importante para el proceso de reincorporación de los excombatientes, y aunque en algunas de estas zonas hay medios de comunicación propios, estos proyectos también permiten exponer situaciones complejas como las amenazas constantes que reciben estas comunidades.

“Hay mucho interés por parte de las comunidades para que se conozcan las historias y, además, situaciones como los desplazamientos que se están viviendo en varios ETCR por falta de garantías y problemas de seguridad. Un ejemplo es el caso de los pobladores del ETCR de Ituango, que tuvieron que migrar a Mutatá, en Antioquia. Asimismo, la gente de la ETCR El Diamante, en el Meta, se desplazó forzadamente y está en el limbo tratando de reubicarse y esperando una respuesta institucional para proteger su derecho fundamental a una vida digna”, dice Correal.

También le puede interesar: Excombatientes recibieron formación virtual del SENA en habilidades empresariales

A los problemas de seguridad, se han sumado obstáculos en materia de reincorporación como la falta de personal médico permanente en los ETCR y las denuncias sobre la posesión de la tierra.

“Lo más duro de acercarse a esta población en los ETCR es la estigmatización. El país nunca estuvo preparado para este proceso de transición y para eliminar el estigma social. Cuando se menciona la palabra exguerrillera o mujeres en proceso de reincorporación, lo más importante es volver a reconstruir el tejido social y la confianza”.

Por eso, el trabajo que ha hecho Somos Movimiento es una oportunidad para mostrar que las mujeres excombatientes, lideresas sociales o en cualquier oficio, tienen mucho en común.

“Después de la firma del proceso de paz, se ha visto el gran trabajo de las mujeres excombatientes para tejer vínculos con las comunidades y el compromiso con la paz, no solo en las ETCR sino en toda la geografía de la reincorporación”.

Comparte en redes: