Falleció don Olimpo López, creador del Chocoramo

El creador de la fórmula del Chocoramo y del Ponqué Gala, murió a sus 97 años.

Organización Ramo

Don Olimpo López, el boyacense creador de la fórmula del Chocorramo y del Ponqué Gala, falleció cerca del medio día de este viernes a sus 97 años. En la cocina del panadero oficial de la marca se dio paso a la receta de lo que la compañía señala fueron “los más ricos antojos” que la llevaron a su éxito en Colombia.

Contaba Rafael Molano, fundador de Productos Ramo, que el panadero detrás de las recetas de su compañía se convirtió en parte de esa familia, de ahí que aún se mantengan en algunas zonas del país los triciclos repartidores de Ramo con los estampados del patico blanco del Gansito, con el inconfundible papel anaranjado del Chocoramo y, algunos, con la cara de don Olimpo López. (Vea: "El que come Chocoramo es más feliz")

Calificándolo como su ‘pastelero insignia’, la Organización Ramo se declaró de luto por el fallecimiento de su más antiguo colaborador, detallando que don Olimpo falleció en el municipio de Mosquera, “de una manera tranquila, después de entregar su vida y corazón a esta compañía y de llevar alegría y amor a las familias colombianas por más de 47 años”.

De acuerdo con la Organización, se despiden no solo de un miembro de la familia, sino de un ícono nacional que encarna los valores de Ramo y las tradiciones de calidad, sabor y frescura.

Fue una fortuna contar con él durante todo este tiempo. Olimpo siempre fue un ejemplo de compañerismo, lealtad, disciplina y trabajo comprometido. Gracias a él podemos contar muchas historias de éxito que tienen su toque secreto”, aseguró Germán Martínez, director general de la Organización Ramo.

Por su parte, la familia Molano agradeció la gran contribución de don Olimpo, quien dedicó su vida a Ramo, trabajando hasta sus últimos días con el mismo empeño de siempre. “Don Olimpo acompañó los grandes logros de la empresa al lado de Rafael Molano de quien fue gran amigo y compañero en los retos empresariales que convirtieron a la Organización en lo que hoy es”.

Por último, Ramo manifestó que “afronta desde hoy el futuro sin la presencia física de don Olimpo pero con la fortuna imperecedera de contar con sus aportes y enseñanzas que serán por siempre parte del patrimonio cultural y empresarial de Ramo”.