Fallo condena a la Nación por asesinato de joven en Pitalito a mano de policías

Tres policías adscritos a la Sijín habrían torturado y asesinado a un joven por una apuesta de billar.

tomada de diariodelhuila.com

La Sección Tercera del Consejo de Estado condenó a la Nación, representada en el Ministerio de Defensa y Policía Nacional por la muerte de un joven en el municipio de Pitalito, a mano de tres policías.

El homicidio habría ocurrido después que el joven ganara una apuesta de billar a los policías, por lo que fue torturado y luego asesinado a mano de los uniformados según publicó diariodelhuila.com.

En la demanda contra el Estado se pudo establecer que la víctima fue amenazada en repetidas ocasiones por los policías después de ganarles la apuesta de billar en un municipio al sur del Huila.

Por negarse a devolverles el dinero a los miembros de la fuerza pública, el joven fue “sentenciaron a muerte”, y trasladado a una estación de policía, donde recibió varios golpes, sin embargo, el joven logró escaparse de los uniformados.

La victima cursaba noveno de bachillerato y trabajaba como fotógrafo para ayudar con los gastos de su hogar, fue retenido ilegalmente al no existir una orden de captura que sustentara su retención por parte de los tres policías adscritos a la Sijín.

Según testigos, los uniformados le taparon la boca, lo amarraron y lo golpearon “con la cacha del revólver en el bajo vientre”.

Este hecho sucedió el 17 de diciembre de 1994. El padre del joven llegó hasta el lugar conocido como el bañadero Los Árboles (vía Pitalito – Chargüacayo) e identificó el cuerpo de su hijo que se encontraba dentro de un costal.

“Bajaron al sitio lleno de zarzas y mugre procediendo el padre a abrazarlo, besarlo e identificar que había sido objeto de tortura, pues en torno al cuello presentaba una zanja profunda, cauterizada, procediendo a dar aviso a la Policía por intermedio de la hermana; el padre no quiso ir porque presentía que eran ellos quienes le habían dado muerte”, señala uno de los apartes del fallo condenatorio.

En el debate probatorio, se demostró que existen elementos contundentes para comprobar que hubo una falla en el servicio por parte de los miembros de la policía, quienes fueron vistos, junto con el joven aún con vida por varios pobladores horas antes de encontrar el cuerpo sin vida.

“Se configuró una falla en el servicio por parte de la Policía Nacional, pues varios de sus integrantes participaron en la planeación y ejecución de la muerte del joven en su condición de agentes, en servicio activo, de la demandada Policía Nacional, no obstante lo cual el hecho estuvo alejado del cumplimiento de sus deberes oficiales y de estarlo se produjo por una falla en el servicio, pues la víctima fue ejecutada en estado de indefensión y por lo tanto en forma arbitraria, mientras se encontraba bajo la custodia del Estado”, declara otro aparte de la providencia.

Así mismo, se afirmó que los policías procedieron en contra de los mandatos construccionales que promulgan la protección de la vida y velar por la seguridad de las personas.