Falta preparación para sismos

Aunque se esperaba la participación de 15 millones de personas en el ejercicio de prevención en 15 ciudades del país, sólo atendieron el llamado 4,8 millones de colombianos, y casi 4 millones estuvieron en la capital.

Si ahora empezara a temblar en la capital, cerca de cuatro millones de bogotanos estarían preparados para evacuar sus lugares de trabajo y estudio en menos de siete minutos. Pero si lo mismo ocurriera en otras 15 ciudades del país, sólo estarían listos al llamado 943 mil colombianos.

Así quedó demostrado ayer ante el llamado de emergencia a las 11:00 de la mañana durante el tercer simulacro de evacuación distrital y el primero en el país.

En la capital este ejercicio se repite cada octubre desde hace tres años, en cambio en ciudades como Medellín, Cali, Cúcuta y Bucaramanga (ver gráfico) era la primera vez que se hacía uno de esta magnitud. Por eso, como señala Ignacio Zapata, analista de operaciones de la seccional Antioquia de la Cruz Roja, falta mayor compromiso.

A su percepción se suma la de Marinson Buitrago, de la Dirección General de Socorro de la misma entidad, quien reconoce que faltó participación, pero es optimista frente a que en el corto plazo esta actividad permitiría que el país esté preparado.

Otra cosa opina Diego Sierra Franco, presidente de la Sociedad Colombiana de Arquitectos, quien advierte que el 70% del país es vulnerable a un terremoto debido a que la mayoría de construcciones no cumplen con los requerimientos técnicos y muchas están ubicadas en zonas de alto riesgo.

Para el concejal Felipe Ríos, autor del proyecto que estableció que el simulacro se haga todos los años en la capital, este proceso muestra un avance grande en la prevención de desastres. Agrega que uno de los logros de este año es que, además de la participación de los sectores público y privado, se unieron todos los colegios de las ciudades.

En el grupo de participantes que llegaron a la Plaza de Bolívar en Bogotá estuvo Gustavo Flageat, un argentino que destacó la actividad como un proceso pedagógico que hasta ahora no se realiza en su país.

Carlos Iván Márquez, director del Riesgo del Ministerio del Interior, también está convencido de que se cumplió con el objetivo de organizar a los ciudadanos y preparar al país para salvar vidas en caso de una emergencia.

En lo que están de acuerdo todas las entidades participantes en el simulacro, es en la necesidad de extender esta actividad a todos los municipios del país y no sólo a las ciudades principales, como sucedió ayer.

Después de Japón, Colombia es el segundo país en el mundo en hacer un simulacro nacional. Más allá de las cifras, se espera que este método preventivo realmente proteja a los colombianos de un eventual terremoto, que en el país es una gran amenaza debido a su ubicación sobre un punto de fricción de tres placas tectónicas.

Candidatos aprovechan simulacro
A las 11:00 en punto, en el centro de Bogotá se escuchó la sirena que avisaba el comienzo de la evacuación. Para los desprevenidos, como las decenas de taxistas que terminaron embotellados en la zona por los cierres habilitados para el evento, fue toda una sorpresa encontrarse con filas interminables de funcionarios, en su mayoría públicos, que seguían las instrucciones de los brigadistas en el tercer simulacro de evacuación de la ciudad.

Los que sí estaban preparados para el simulacro fueron varios jóvenes de los equipos de campaña, quienes aprovecharon el multitudinario encuentro para promocionar candidaturas como la del concejal Antonio Sanguino del Partido Verde y el aspirante a la Alcaldía por Progresistas, Gustavo Petro.

 

últimas noticias