Feria de las Flores busca ser patrimonio mundial y atraer más extranjeros

La feria, que fue presentada en ciudades de Estados Unidos, Panamá, Puerto Rico y Perú, espera unos 6.500 extranjeros y 11.600 colombianos que residen en el exterior.

Archivo EFE

Bajo el lema "Medellín emociona" fue presentada este viernes en Bogotá la versión 58 de la Feria de las Flores, que este año aspira a congregar a unos 18.200 visitantes procedentes del exterior y avanzar en el proceso para ser nombrada como "Patrimonio Cultural de la Humanidad" por la Unesco.

La feria, en cuyo desfile participarán 500 silleteros, ha sido declarada Patrimonio Inmaterial de la Nación por el Ministerio de Cultura y eso nos hace sentir orgullosos porque abre la posibilidad de que el mundo fije sus ojos en nuestra ciudad”, dijo a Efe la primera dama de Medellín, Claudia Márquez.

El origen de la tradición de las silletas se remonta al siglo XIX, cuando los campesinos utilizaban unos armazones de madera en forma de silla que cargaban en sus espaldas para transportar a los enfermos y a los ancianos.

Los cultivadores y floricultores de la localidad de Santa Elena, en el departamento de Antioquia (noroeste), fueron los primeros en emplear este medio para llevar hasta Medellín las flores y venderlas.

“Desde la época de la esclavitud hemos bajado de la montaña cargando la silleta y generando que con los años naciera la cultura de los silleteros, ingrediente principal de la Feria de las Flores”, comentó el presidente de la Corporación de Silleteros de Santa Elena, Óscar Atehortúa.

Patrimonio Natural

Precisamente uno de los objetivos del evento, que se cumplirá del 31 de julio al 9 de agosto, es que la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) reconozca la importancia de la tradición silletera que se vive desde 1957 en la capital antioqueña por cuenta de esta fiesta popular.

“Somos una ciudad que le apuesta a la innovación, al futuro, al emprendimiento y al desarrollo económico, pero también somos un pueblo con raíces en la tierra y los silleteros son la máxima expresión de esa forma de vida”, dijo al respecto la secretaria de cultura ciudadana de Medellín, María del Rosario Escobar.

Otro de los propósitos de los organizadores de la feria, que fue presentada en ciudades de Estados Unidos, Panamá, Puerto Rico y Perú, es que sea una actividad cada vez más internacional.

Por ello, la directora de Turismo de Cultura y Naturaleza del Medellín Convention & Visitors Bureau, Clemencia Botero, explicó que este año se esperan “más de 18.200 viajeros, de los cuales unos 6.500 serán extranjeros y 11.600 colombianos que residen en el exterior”.

Entre las novedades que se verán en la Feria de las Flores se destaca la incorporación de un nuevo vestuario para los silleteros y la presencia de la banda marcial de la Universidad de Purdeu, una de las más grandes de EE.UU. y conformada por más de 200 estudiantes.