“Fue la actitud de un padre desesperado”: Pinto sobre agresión a su hija

El técnico de la selección de fútbol de Honduras, quien sostiene que “buscó hacer entrar en razón a su hija, que vivía un momento de crisis emocional”, aseguró que las imágenes han sido usadas como “distracción de la verdadera problemática”.

Archivo AFP

A través de un comunicado de prensa que hizo público en su cuenta en Twitter, el técnico Jorge Luis Pinto se refirió este lunes a un video en el que figura agrediendo a su hija Verónica Pinto, cuyo matrimonio con el congresista Andrés Felipe Villamizar ha estado en la palestra pública por cuenta de denuncias mutuas sobre presunto maltrato físico y psicológico. En las imágenes, que fueron grabadas por Villamizar, aparece Pinto en medio de una discusión con su hija en la que intentan mediar uniformados de la Policía. En el video se observa cómo Verónica Pinto se abalanza contra su padre y éste la reduce, golpeándola en la cabeza. Tras la agresión, Pinto le dice a su hija “aprenda a respetar”.

Ante los hechos, Pinto calificó la situación como la reacción de un “padre desesperado”; sin embargo, manifestó que el video está “descontextualizado” y ha sido usado como “distracción de la verdadera problemática”. En la misiva, el técnico lamenta –en su condición de padre y abuelo– que se haya hecho público “un momento de la vida doméstica que hace parte de la privacidad de un hogar”. (Lea: Ante la Corte Suprema denunciarán a congresista Andrés Villamizar, señalado de violencia intrafamiliar)

“El episodio dado a conocer intencional y selectivamente ante la opinión pública se encuentra descontextualizado, pero no quiero referirme expresamente a él en razón a que, no obstante que debió mostrarse enmarcado en un ámbito integral y real, se ha querido utilizar como distracción de la verdadera problemática. Solo me limito a mencionar que fue la actitud de un padre desesperado que, en circunstancias extraordinarias, buscó hacer entrar en razón a su hija, que vivía un momento de crisis emocional”, sostiene Pinto.

El seleccionador reiteró su amor “infinito e incondicional” por sus hijos y nieto, e indicó que censura “todo acto de agresión y violencia”: “Pienso que no existe razón alguna y tampoco fundamento para que (alguno) de los cónyuges ultraje o maltrate al otro, o no le preste ayuda y socorro inherentes al vínculo matrimonial”.

De acuerdo con Pinto, se está desviando la atención sobre denuncias de hechos sucedidos, “interpuestas por Verónica ante las autoridades competentes”. El técnico asegura además que este episodio “no tiene nada qué ver con la Dimayor, Fedefútbol o FIFA, como lo han querido mostrar, con fines distractores”.

En la misiva, el seleccionador insiste en que el pleito entre su hija y el representante a la Cámara Andrés Villamizar es una “dolorosa crisis familiar”, que corresponde a la esfera privada de ambos: “Esperamos que sean las instancias judiciales, tanto penales como civiles y de familia, las que impartan justicia y castiguen cualquier agresión física o psíquica que eventualmente se haya cometido”.