Fura y tena: las esmeraldas de la codicia en la familia Carranza