Campesinos denuncian que Gobernación de Norte de Santander obstaculiza protestas

Los líderes de la movilización señalan persecución de la Policía, el Ejército y la Fiscalía. Aproximadamente 1.200 manifestantes se encuentran en dos puntos: El Zulia, al oriente, y la vía Astilleros - Tibú.

Los miembros de la movilización estaría recibiendo amenazas.Cortesía

Los movimientos campesinos que participan de una movilización pacífica en el marco del paro nacional señalaron, a través de un comunicado, que la secretaria de Gobierno de Norte de Santander, Judith Matilde Ortega Pinto, obstaculizó la creación de un protocolo de garantías a la protesta social, requerido en atención a las múltiples situaciones de abuso de autoridad, violatorias de derechos humanos, documentadas por los manifestantes durante el 24 y 25 de abril.

En el comunicado se dice que el 22 de abril la funcionaria emitió una circular dirigida a los alcaldes de los municipios norte santandereanos en la que ordena la adopción de medidas dirigidas a impedir el desplazamiento de las comunidades hacia el punto de concentración de la protesta.

La marcha inició el 25 de abril en horas de la mañana desde los corregimientos de El tarra y La Gabarra. El vocero del Movimiento Convergencia Social y Política, Martín Ramírez dijo que "el inicio del invierno mezclado con una sensación térmica de 38 a 40 grados hace más pesada la caminata". Además, las fuerzas armadas han tratado de interrumpir la protesta. Los manifestantes planean llegar el sábado en la mañana a Cúcuta.

Según los manifestantes, en varios puntos la Policía y el Ejército han impedido el paso o han retrasado la marcha. En uno de los casos, uniformados pidieron a los participantes de la marcha que se alejaran de la carretera “por seguridad”. Cuando los defensores de derechos humanos insistieron en una explicación, los uniformados solo dijeron que no podían hablar.

¿Qué piden los campesinos?

Las exigencias de los campesinos no son nuevas: una política seria de sustitución de cultivos, el mejoramiento de carreteras, consulta previa de los proyectos mineros en la región y el fortalecimiento del agro en el Catatumbo.

-Política de sustitución de cultivos: tres grupos armados ilegales (Epl, Eln y disidencias del frente 33 de las Farc), operan en la zona y obligan a los campesinos a que cultiven coca.  “El Gobierno a través de las fuerzas armadas está en el proceso de erradicación manual, pero no existe un acompañamiento permanente a los campesinos, los grupos siempre vuelven y el campesino no tiene otra salida que seguir con los cultivos ilícitos”, señaló Jhan Balen, vocero de Comosoc.

-Consulta previa de proyectos mineros que se desarrollarán en la región: “sabemos que hay proyectos para desarrollar fracking en la región. No imaginamos el impacto ambiental que puede ocasionar en el departamento. El ejemplo es la palma de aceite que ya dejó varios terrenos infértiles”, dijo Balen.

También está el proyecto de La Gabarra donde se planea extraer carbón mineral. Según el vocero del Movimiento Convergencia Social y Política, Martín Ramírez, esta mina a cielo abierto representaría una escala mayor a la mina del cerrejón. En un sector cuya vocación productiva es la agropecuaria.

- Fortalecimiento del sector campesino: tanto el vocero de Comosoc como el del movimiento convergencia social y política estuvieron de acuerdo en que es necesaria la presencia del Gobierno con programas que fortalezcan el sector agrario. Todos los gremios relacionados con el campo, en esa zona del país, están en problemas y se necesita que el ministerio de Agricultura solucione la situación con programas eficientes.

-Arreglo de las carreteras: no es posible sustituir los cultivos si las vías no están en condiciones óptimas para sacar los productos, señaló el vocero de Comosoc.

El ejemplo del mal estado de la carretera es que, en una vía de cuatro kilómetros, el trayecto puede durar 2 horas, señaló Ramírez.

También señalaron que los organizadores del recibimiento de la manifestación en Cúcuta estarían siendo víctimas de intimidaciones por parte de la fuerza pública. “Hay seguimientos a las personas que vienen estimulando y generando apoyo para la movilización de los campesinos, también se supo que personas han tratado de infiltrar la marcha. Llamamos al respeto de la protesta pacífica” dijo Ramírez.

El caso más reciente de abuso de la fuerza por parte de las autoridades se registró el miércoles 24 de abril en el municipio de Convención, según las organizaciones de derechos humanos, cuando tres miembros de la Asociación de Campesinos del Catatumbo fueron agredidos por la fuerza pública mientras se movilizaban en moto.

En una reunión con la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, el gobernador de Norte de Santander, William Villamizar, se pronunció sobre la situación de los campesinos del Catatumbo: “hay que escuchar a los campesinos para evitar un paro como el de 2013 que resultó en un bloqueo de las vías por dos meses con pérdidas millonarias”.

Se espera que el gobernador se siente con los voceros de la manifestación para analizar el pliego de peticiones de los campesinos. Para la noche llegarán 800 caminantes para completar 2.000 personas en la marcha.

852445

2019-04-26T18:13:01-05:00

article

2019-04-26T20:14:37-05:00

dguarin_262237

none

- Redacción Nacional

Nacional

Campesinos denuncian que Gobernación de Norte de Santander obstaculiza protestas

81

5331

5412