Gobernadores de la región Caribe presentarán recursos legales contra Hidroituango

Los mandatarios de Bolívar, Sucre y Córdoba acordaron la presentación de tutela y acción de grupo a la justicia. Pedirán que se suspenda la licencia ambiental de la hidroeléctrica y se reconozca la afectación a la comunidad, los pescadores y los agricultores.

Cortesía

El cierre de compuertas del proyecto hidroeléctrico Hidroituango, en Antioquia, también impactó a la región Caribe. El gobernador de Bolívar, Dumek Turbay Paz, alertó ante la disminución del caudal del río Magdalena -el Cauca es su principal afluente- y expresó preocupación ante el fenómeno de El Niño que enfrentará en los próximos meses el país.

Frente a esta situación, en reunión sostenida el miércoles 13 de febrero, en Magangué, el gobernador de Bolívar le dijo a El Espectador: "Nos reunimos autoridades de Sucre, Córdoba y Bolivar, y acordamos interponer ante la justicia una tutela y una acción de grupo. Le solicitaremos a la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) que suspenda el permiso que tiene la hidroeléctrica para operar, se invitará a Empresas Públicas de Medellín (EPM) a una reunión en la región (el 22 de febrero durante la Cumbre de alcaldes de Bolívar) para que conozca la afectación en el caudal del río Magadalena, escuchen a la comunidad y vean las pruebas que se han recopilado. Además, esperamos que la justicia meta en cintura a EPM ya que el Gobierno Nacional no lo ha hecho". 

Turbay Paz agregó: "las acciones, más allá de un resarcimiento económico, tienen como objetivo conocer las circunstancias idóneas para que el proyecto se pueda desarrollar, pero sin afectar a las poblaciones, puntualmente a los pescadores y agricultores de las tres regiones de La Mojana que se han visto impactadas. Las autoridades ambientales están realizando un inventario de las pérdidas, documento que soportará las acciones legales a presentar". 

Antecedentes
El pasado martes 5 de febrero se realizó el cierre de las compuertas de la casa de máquinas en Hidroituango, una medida que según EPM era necesaria debido a los socavones que se encontraron en los túneles de desviación (una falla estructural de consideración) y porque la evacuación del agua era indispensable para analizar el daño en esta parte de la presa.

El represamiento del río Cauca en Hidroituango generó un efecto en cadena en el río Magdalena. En condiciones normales el caudal del Cauca representa entre 2.000 y 3.000 metros cúbicos de agua por segundo para el Magdalena, pero tras el cierre de compuertas este disminuyó a 35 metros cúbicos por segundo

Lea también: Hidroituango: ¿Acabó la emergencia y comienza la reconstrucción? 

Lo anterior generó preocupación en Bolívar, Córdoba, Sucre y Atlántico, según información registrada por el periódico El Heraldo.

El cuestionamiento de las autoridades de la región Caribe frente al megaproyecto está dirigida a la planeación y a los estudios de la ANLA para la ejecución de la obra de Hidroituango y el impacto sobre los municipios río abajo, afectadas por los bajos niveles presentados en el río Cauca una vez cerradas las compuertas, acción que se podría repetir cada vez que se deba tomar esta medida.

Además, se preguntan si en la etapa de socialización se tuvo en cuenta a las autoridades ambientales y gubernamentales de los departamentos de la región Caribe, que de una u otra manera se verían afectados por la desviación del Cauca, fuente hídrica que cruza por más de 180 municipios colombianos y en la que habitan cerca de 10 millones de personas.

Otra duda es qué va a pasar a mediano y largo plazo con el río Cauca y su caudal, debido a que las autoridades de la zona norte del país no tienen claro esto y esperan una respuesta.

Nota relacionada: Hidroituango: ¿Qué pasó con el río Cauca?

La situación que desencadenó la hidroeléctrica ha generado preguntas sobre el trabajo de entidades como el Sistema Nacional Ambiental, del Ministerio de Medioambiente, puesto que una de sus funciones es realizar estudios e investigaciones para la planeación territorial en las regiones.

El artículo del Heraldo, ‘Hidroituango ignoró a la Costa pese a su impacto en la región’, también registra los cuestionamientos sobre las competencias del Consejo Nacional del Agua, instancia creada por el expresidente Juan Manuel Santos, que articularía y coordinaría la incorporación de la gestión integral del recurso hídrico en la planificación sectorial”. 

Además se alerta sobre la incertidumbre que genera que Hidroituango tenga la competencia de decidir cuándo aumentar o disminuir el caudal del río Cauca. Pobladores de los pueblos ribereños expresaron que la pesca es su sustento principal y que cualquier alteración los afecta directamente.

Contexto: Hidroituango: no nos han dicho TODO - La Pulla

Alberto Escola, director de la Corporación Regional Autónoma, le explicó al diario: “no se previeron los efectos que Hidroituango podría generar, no solo en Antioquia, lugar en donde se está construyendo, sino en las poblaciones de las cuencas bajas”.

El director afirmó que no se consultó a las autoridades de las cuencas bajas al momento de la aprobación de la licencia ambiental por parte de la ANLA.

“En ninguna parte y por ningún lado a nosotros nos consultaron sobre el proyecto. No es que la norma diga que lo tenían que hacer, pero sí tenían la obligación de tener en cuenta los potenciales impactos que se pudieran presentar en las cuencas bajas”, sostuvo.

Escola agregó, sobre el estudio de impacto ambiental, que se tenía establecido mantener un remanente en el Cauca de al menos 300 metros cúbicos por segundo. 

El gobernador de Bolívar, sustentado en información suministrada por diferentes ambientalistas, afirmó: “represar el río en las montañas de Antioquia podría generar afectaciones al desarrollo económico de La Mojana cordobesa, sucreña y bolivarense.