Gobernadores y alcaldes del Caribe piden la intervención de Electricaribe

El gobernador del departamento de Bolívar, Dumek Turbay, criticó las supuestas molestias del gobierno español, pues Electricaribe tiene capital ibérico. También calificó el servicio como “mediocre”.

/ Foto: Dumek Turbay

Con carteles que rezaban “que intervengan Electricaribe ya”, gobernadores y alcaldes de la región Caribe pidieron al Gobierno nacional que intervenga a la empresa distribuidora de energía eléctrica. Este hecho se presentó durante la sesión plenaria del Órgano Colegiado de Administración y Decisión (OCAD).

Los mandatarios pidieron a la Superintendencia de Servicios Públicos que intervenga en la situación para garantizar que se mejore el servicio que presta la empresa. Al respecto, el gobernador de Bolívar, Dumek Turbay, aseguró, según recogió el periódico El Heraldo, que “no podemos aceptar que esta empresa, por un mediocre servicio, pida que la respaldemos”.

Turbay también dejó ver la incomodidad de los mandatarios con el servicio de Electricaribe y con el hecho de que exista el riesgo de que se vean afectadas con el gobierno español, pues la empresa de energía tiene capital de este país: “No podemos aceptar que una empresa abusiva como Electricaribe tenga la desfachatez de amenazarnos porque el Gobierno de ese país está muy molesto por lo que estamos haciendo...“Si las relaciones de España con el Caribe colombiano se tienen que romper, pues que se rompan, y al rey de España le debería dar pena que la empresa preste un tan mal servicio”.

Otro mandatario que manifestó su inconformismo con Electricaribe fue el alcalde de Valledupar, Augusto Ramírez Uhía, quien estaba como vocero de los demás alcaldes de la región. Ramírez criticó, según El Heraldo, las incomodidades generadas a las personas: "Los atropellos a los usuarios por parte de la empresa Electricaribe con cambios de medidores; y energía no consumida, dejada de facturar".

Por su parte, el gobernador encargado de La Guajira, Jorge Enrique Vélez, aunque sí criticó el servicio de Electricaribe, cuestionó la idoneidad de que la Superintendencia de Servicios Públicos intervenga a la empresa.

Las críticas a Electricaribe no han parado desde que el pasado 17 de julio, la Contraloría general de la Nación publicó un informe en el que se evidenciaban hallazgos fiscales por $65.732 millones correspondiente a varios contratos adjudicados por el Programa de Normalización Eléctrica (Prone) del Ministerio de Minas y Energía. (Lea aquí: En fiducias hay $7.000 de los $65.000 millones entregados a Electricaribe).

Ante estas acusaciones, la empresa aseguró, en un comunicado de prensa, que el dinero estaba consignado en fiducias y que si no se habían ejecutado los recursos, se debía a la negatividad de las comunidades frente a los proyectos. Pero la Contraloría afirmó de nuevo que había un presunto “detrimento fiscal”, ya que en las fiducias solo halló $7.000 de los $65.000 millones entregados a Electricaribe.

El debate continuó también, porque Amylkar Acosta, director de la Federación Nacional de Departamentos, alertó sobre la posibilidad de un apagón general en la región Caribe por causa de la mala gestión de Electricaribe. (Lea aquí: “Apagón en la región Caribe es inminente”: Amylkar Acosta).

Acosta en un escrito publicado en su página web aseveró que “Electricaribe puede estar en el próximo mes de agosto ante la imposibilidad de servir su deuda y ante el impago de la misma no va a poder seguir jineteando con la banca, esta podría bloquear los créditos a la empresa y esta a su vez se quedaría sin con qué pagar la factura de la energía que compra”.

Temas relacionados