Gobierno adopta medidas para combatir la minería ilegal

La Agencia Nacional Minera puso en funcionamiento el Registro Único de Comercializadores de Minerales, con el que se busca controlar que no se comercialicen minerales de origen ilícito.

Archivo particular

El Gobierno colombiano puso en marcha una serie de medidas con el objetivo de combatir la minería ilegal, entre las que destaca la creación de un Registro Único de Comercializadores de Minerales (Rucom), informaron este jueves fuentes oficiales.

Según la Agencia Nacional de Minería (ANM), este registro, que entró en vigor a inicios de año, es una herramienta que permitirá controlar que no se comercialicen minerales que tengan origen ilícito.

Con esto se busca que se pueda demostrar que provienen de titulares mineros en etapa de explotación, según explicó la ANM en un comunicado.

Entre dichos titulares se encuentran los miembros de las comunidades que extraen minerales de forma tradicional en áreas declaradas y delimitadas por la ANM, subcontratos de formalización minera y barequeros (mineros artesanales), debidamente inscritos en los ayuntamientos.

El organismo expresó su preocupación por la falta de títulos en municipios que reportan una alta producción de oro y en los que los alcaldes no facilitaron sus listados de barequeros.

La producción de esos títulos sólo equivale al 17 % de la producción total de oro del país, de acuerdo a las exportaciones anuales, añade el comunicado.

La extracción de minerales de forma ilegal ha crecido en los últimos años en Colombia y se ha convertido en una lucrativa actividad tanto para bandas criminales como paramilitares y para las guerrillas.

El pasado 16 de enero las autoridades colombianas anunciaron la desarticulación de una red de lavado de dinero que, bajó la modalidad de la exportación de oro, legitimó 2,3 billones de pesos (casi 971 millones de dólares) entre 2005 y 2012.

Para desarrollar su actividad configuraron, a través de la empresa Goldex, un carrusel de personas jurídicas registradas en diferentes cámaras de comercio del país, que figuraban como proveedores de la comercializadora, a través de diferentes formas de constitución.

Estos proveedores tenían una red de subproveedores que incurrieron en numerosas irregularidades, como la realización de operaciones comerciales de manera directa con personas inexistentes.

Para combatir la minería ilegal Colombia también ha llegado a acuerdos con Panamá y Perú, países con los que tiene frontera.