Gobierno anuncia que judicializará a quienes permitan asentamiento irregular de migrantes

A partir de hoy inicia la deportación de cientos de cubanos que permanecen en Turbo. Se fortaleció la frontera suroccidental del país para evitar que entren al país de forma irregular más cubanos.

EFE

Judicializar a toda persona que permita el asentamiento irregular de migrantes en el país, fue una de tantas medidas que tomó el presidente Juan Manuel Santos tras sostener una reunión con el director de Migración Colombia, Christian Krüger, la canciller María Ángela Holguín, el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, y el comandante de las Fuerzas Militares, general Juan Pablo Rodríguez sobre la situación que vive el Urabá antioqueño.

En Turbo (Antioquia) permanecen 1.200 migrantes cubanos alojados en una bodega de 200 metros cuadrados, lo cual además de poner en riesgo la integridad de las personas que se encuentran allí, pone a Colombia entre la espada y la pared porque, según el Código Penal, aquel que permita, coopere o facilite el paso irregular de migrantes estaría siendo cómplice, por lo que el Gobierno se convertiría en partícipe del delito de tráfico de migrantes.

“No es conveniente que se conglomeren tantas personas en un solo sitio. Estamos hablando de que en la bodega puede haber fácilmente unas 800 personas. Eso trae unos problemas de salubridad, de seguridad”, indicó Krüger. (Lea: Las tres razones de Colombia para no acceder a las peticiones de los migrantes en Turbo)

El primero que debe responder será el dueño de esta bodega, quien será judicializado por el delito de cooperar con el tráfico de personas, informó el Gobierno.

Además se activó un plan de choque en Colombia que incluye el fortalecimiento de la presencia de militares en la frontera suroccidental con Ecuador para evitar que más cubanos ingresen al país de forma irregular.

Los cubanos pidieron la ayuda del mismo mandatario colombiano para permitirles volar hacia México y de allí llegar a Estados Unidos. Esto debido a que los más de 1.200 cubanos no quieren volver a ese sistema político cubano, pues “conocen su horror y, como no pueden hacer nada diferente, porque no hay democracia ni otras opciones disponibles, votan con los pies. Huyen”.

A esto, el funcionario de Migración Colombia respondió que México notificó a Colombia que no permitirá el ingreso de los indocumentados a su país.

A partir de este miércoles, los cubanos contarán con 10 días para presentarse en Migración voluntariamente y hacer sus “deportaciones voluntarias”, de no ser así las autoridades tendrán que “conducir estos migrantes irregulares que no quieren ir voluntariamente a Migración para hacer efectiva su deportación”.

Temas relacionados