Gobierno dice estar seguro de buena actuación del Esmad en paro camionero

Medicina Legal entregará este jueves el informe sobre la muerte de un joven en Duitama, Boyacá.

El ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas lamentó que en desarrollo de las protestas de los transportadores, se hayan registrado dos incidentes lamentables: la muerte de un joven en el municipio de Duitama y el aparatoso accidente que sufrió el gobernador de Boyacá Carlos Amaya.

Respecto a la muerte de Luis Hernando Sáenz, quien al parecer recibió un impacto de bala en su cara por parte de un agente del Esmad -según testigos-, el ministro Villegas prefirió ser prudente y se declaró a la espera de los resultados de la autopsia que adelanta el Instituto de Medicina Legal. (Lea: Joven muerto en paro camionero recibió disparo del Esmad en la cara: testigo)

“Hemos tenido el cuidado de no dar ninguna opinión definitiva sobre lo que le sucedió a este joven que trabajaba en una empresa privada. Esta persona presenta un golpe o explosión en su rostro, pero será Medicina Legal quien determine lo sucedido. Pero parece no ser, por el momento, fruto de un proyectil”, dijo Villegas.

El funcionario subrayó que los mejores peritos forenses están a cargo de la autopsia. “Casos de estos ya hemos tenido en la vía Panamericana, en el departamento del Cauca, pero yo espero que ese peritaje de Medicina Legal esté listo en las primeras horas de mañana. Pero lo que sí quiero decir, con toda tranquilidad y todo orgullo, es que la sociedad colombiana puede estar tranquila con las conductas de su Fuerza Pública”.

Y agregó que “las agresiones que han sido recibidas no se han retribuido con proporcionalidad, por el contrario la contundencia de la Fuerza Pública para para hacer los despejes, en total 81 en todo el país, han producido resultados maravillosos sin abusar de los derechos de la ciudadanía”.

Respecto a la presencia de personas encapuchadas en la protesta el funcionario manifestó que “hoy cualquiera puede ponerse un pasamontañas y decir que está interviniendo en el paro camionero” y agregó que no se tiene ninguna información de que las manifestaciones estén infiltradas por grupos ilegales.

Las declaraciones del ministro se conocen horas después de que un testigo señalara a un agente del Esmad como el responsable del ataque al joven.

“Los señores del Esmad se nos acercaron. Él estaba hablando por celular y yo vi cuando el agente del Esmad le hizo el disparo -a un metro y medio de distancia- en la cara. No lo vi solo yo, sino todas las personas que estaban ahí”, dijo el testigo, quien se identificó como Luis, en entrevista con Blu Radio.

Según Luis, quien dice haber presenciado los hechos, el número del agente que le disparó es el 473. “Lo tengo clarísimo, era el número que tenía en el casco. Es mentira que estábamos manipulando explosivos (…) el hombre que murió no es un estudiante, salió de su trabajo a las 3:30 de la tarde, estaba parado a la salida de un parqueadero de tractocamiones hablando por celular cuando lo atacó sin ningún motivo el agente del Esmad”.

Y agregó, “el señor tiene una herida de disparo. El ojo se le desprendió por el impacto, así que no vengan a decir que fue por un explosivo”.


Balance de seguridad

Villegas anotó que el pasado martes fue particularmente de gran agresividad de parte de algunos manifestantes y que este miércoles se han dado niveles menores, aunque se registran brotes de violencia en Duitama (Boyacá).

“A pesar de eso las caravanas de seguridad han funcionado. Al día de hoy van 1.620 en las que han participado 24.502 automotores; en lo que resta del día están programadas 26 más”, explicó.

El Ministro también reportó un aumento en el número de automotores de carga pesada en la vía a Buenaventura –el principal puerto del país–, que hoy llega al 73 por ciento, lo mismo que desde y hacia Bogotá y el Eje Cafetero. En la ruta a Medellín, reveló, este martes se ha reducido el tránsito de camiones.

Informó que este miércoles se presentan dos intentos de impedimento para que fluya el transporte en Boyacá, pero ya están siendo intervenidos por la Fuerza Pública. En los 37 días de protesta van 81 conatos de bloqueo de carreteras y todos han sido levantados por las FF. AA.

Las capturas en medio del bloqueo subieron a 75, tres muy importantes: dos de ellas ayer y una esta mañana en Boyacá y en Antioquia; son personas que estaban amenazando a choferes y propietarios de camiones que querían prestar el servicio de transporte –declaró Villegas–. Espero que con estas detenciones pueda bajar notoriamente el clima de intranquilidad que estas personas han generado entre algunos choferes y propietarios de tractomulas”.

El número de patrulleros heridos en las protestas ha subido a 18 y el de vehículos afectados ya pasa el centenar, contando los 17 que llegaron esta mañana a Corabastos, en Bogotá, con alguna clase de daño.