Gobiernos de Colombia y Venezuela acuerdan reapertura progresiva de la frontera

El presidente Santos sostuvo una conversación telefónica con su par venezolano para alcanzar un acuerdo. Ambos gobiernos coordinarán acciones para normalizar el paso fronterizo.

Archivo EFE

Sobre las 6:00 de la mañana de este martes se tenía previsto que comenzara la reapertura progresiva de la frontera entre Colombia y Venezuela, luego de cumplir una semana cerrada por orden del gobierno de ese país en una operación contra acaparadores de billetes. (Lea: “El problema de Venezuela no está en Colombia”: Santos, un día antes de viajar a la frontera)

El acuerdo de reapertura, que sobre las 7:00 de la mañana (hora colombiana) aún no se había hecho tangible, fue alcanzado en la noche del lunes, luego de que el presidente Juan Manuel Santos –quien hoy visitará el departamento de Norte de Santander– entablara una conversación telefónica con su par venezolano, Nicolás Maduro, para tratar la situación.

Según reveló el ministro del Poder Popular para Comunicación e Información de Venezuela, Ernesto Villegas, ambos mandatarios acordaron que tanto el Banco de la República de Venezuela como el de Colombia dialoguen en búsqueda de estrategias para combatir supuestas mafias que estarían acaparando el billete de 100 bolívares.

“Ambos presidentes acordaron abrir la frontera de manera progresiva al nivel que ya existía con estricta vigilancia y seguridad (…) Presidentes instruyeron a sus ministros de la Defensa a coordinar acciones inmediatas para una normalización de la frontera”, explicó a través de su cuenta en Twitter el funcionario.

Maduro cerró la frontera el 11 de diciembre, inicialmente, por 72 horas para que no entraran al país los billetes de 100 bolívares que sacó de circulación y que, según denunció, estaban acaparados por "mafias" en las zonas limítrofes de Colombia y Brasil.

Luego extendió el cierre por 72 horas más, y el sábado lo prolongó hasta el Año Nuevo, al igual que la vigencia del billete de 100 (0,15 dólares a la tasa oficial más alta), el de mayor valor y circulación, tras protestas por la falta de dinero en efectivo en el país.

Por su parte, este lunes durante un consejo de ministros, el presidente Santos había asegurado que el problema de Venezuela no está en Colombia ni en la frontera, y que está precisamente en el vecino país. “Y estamos dispuesto a colaborar, pero la solución no es cerrar la frontera. Eso puede agravar el problema en la medida de que el suministro de bienes de Colombia a Venezuela podría incentivar más la inflación”, concluyó el presidente.