Grave caso de intolerancia en Barranquilla