Greenpeace llama a los colombianos a “adueñarse de los páramos”

Activistas de la agrupación ecologista protestaron en el Parque de la Independencia de Bogotá para exigir la prohibición de minería en páramos.

Cortesía

En la mañana de este lunes activistas de la organización ambiental Geeenpeace se instalaron en  el Parque de la Independencia de Bogotá e hicieron un llamado a los colombianos a rechazar vehementemente la minería en páramos. (Vea: La mina de la discordia en Boyacá)

Los activistas desplegaron una bandera con el mensaje “El agua es nuestra, no de las mineras. Aduéñate de los Páramos”. Con una imagen tomada desde el aire, la organización ecologista sigue reclamando por la protección del agua y la prohibición de la minería en páramos.

“Hoy celebramos la independencia de Colombia y es una gran oportunidad para invitar a todos a seguir haciendo historia porque el agua es nuestra y es hora de actuar para evitar que la minería siga contaminando los páramos.” Dijo Silvia Gómez Coordinadora Local de Greenpeace en Colombia por medio de un comunicado divulgado por la organización.

Greenpeace lanzó en días pasados la campaña “Aduéñate del páramo de Pisba”, una iniciativa que invita a los colombianos a “adueñarse”, por medio de su firma en la página web www.nuestrosparamos.co, de uno de los páramos más importantes del departamento de Boyacá, donde las comunidades se oponen al desarrollo de la minería de carbón.

“Los crecientes problemas de contaminación de agua y deterioro de los ecosistemas a causa de la minería de carbón, no son sólo un asunto de las comunidades que viven en los páramos. Es una realidad que afecta a todos los colombianos y a las grandes ciudades. Esta en juego la posibilidad de preservar nuestras fuentes de agua para el futuro”, afirmó Gómez en dicho comunicado.

La representante de Greenpeace recordí que solo seis países en el mundo tienen el privilegio de tener ecosistema de páramo y que Colombia no solo hace parte de esta lista, sino que alberga la mayor superficie de estos en la tierra. “Lo paradójico es que, a pesar de su importancia, los páramos continúan amenazados pues el gobierno, desde su nuevo Plan Nacional de Desarrollo, le abrió las puertas a la explotación minera a las empresas que hubieran obtenidos títulos y licencias ambientales antes de Febrero de 2010. Si el gobierno no garantiza la protección de los páramos es la gente la que se va movilizar para lograrlo”, concluyó Gómez en dicho comunicado.