Grupos criminales están reclutando menores de edad: Defensoría del Pueblo

El Defensor del Pueblo, Carlos Alfonso Negret, invitó al Gobierno a actuar contra la vulneración de derechos de los niños, niñas y adolescentes por parte de organizaciones ilegales.

El Defensor del Pueblo señaló que uno de los grupos poblacionales más vulnerables es el de los venezolanos, debido a que muchos se encuentran indocumentados. Cortesía

El Defensor del pueblo, Carlos Alfonso Negret, manifestó preocupación por el reclutamiento de menores de edad colombianos y venezolanos por parte de grupos armados irregulares y delincuencia organizada.

Negret señaló en una rueda de prensa que durante 2018 y lo que va de 2019, la Defensoría del Pueblo ha emitido 105 Alertas Tempranas y en el 60% de los casos se identificaron escenarios de riesgo de reclutamiento de menores de edad por parte de actores armados que participan del conflicto interno.

En conjunto, estas Alertas Tempranas cubren población y territorio de 94 municipios en 23 departamentos del país. Los lugares con mayor cantidad de municipios que presentan alto riesgo de reclutamiento o vulneración de los menores son: Antioquia, Nariño, Chocó, Meta, Bolívar, Tolima, Córdoba, Cundinamarca, Valle del Cauca, Córdoba, Casanare y Putumayo. En todos los sitios se detectó la afectación de migrantes provenientes de Venezuela.

La respuesta del Estado para acoger a los menores que logran desvincularse es insuficiente porque se les quita su condición de víctimas, los judicializan y les niegan las garantías que permitan la real protección de su vida e integridad personal”, manifestó la Defensoría.

La entidad señala que los menores de edad están expuestos a ser víctimas de reclutamiento ilícito en lugares con condiciones de mayor vulnerabilidad, particularmente, venezolanos migrantes que llegan al país. “Es más grave cuando los niños están en situación irregular y no se encuentran acompañados”, afirma.

La Defensoría del Pueblo hizo un llamado urgente para que la acción desplegada por el Estado proteja a los menores de edad que se desvinculan de estas organizaciones y se reconozcan las condiciones especiales que presentan quienes adicionalmente se han visto en la necesidad de migrar de su propio país.

El Defensor también señaló que se debe trabajar por la reducción de condiciones que hagan vulnerable el ambiente de niños, niñas y adolescentes, tales como: “la falta de acceso a servicios mínimos, educación, salud, identidad, apoyo familiar, adecuado aprovechamiento de tiempo libre, acceso a cultura, etcétera. Lo que impide que los grupos delincuenciales organizados recluten y utilicen a los menores”.