Habitantes de Providencia dicen que con las ayudas del Gobierno no pueden vivir dignamente

Noticias destacadas de Nacional

Han pasado 18 días desde el paso del huracán Iota que destruyó el 98% de la infraestructura de las islas. Los habitantes denuncian que las carpas que han recibido por parte del Gobierno no son adecuadas para resguardarlos del clima y que sus pocas pertenencias se dañan con las lluvias.

El lunes 16 de noviembre alrededor de 6.000 colombianos resultaron afectados después de que el huracán Iota pasara a menos de 12 kilómetros de la isla de Providencia. El Gobierno nacional declaró a San Andrés y Providencia como zona de desastre el martes 17 de noviembre. A la fecha, el Gobierno ha entregado 2.013 carpas, 2.500 kit de alimentación, 2.800 kit de aseo, 1.950 toldillos, 1.275 frazadas y más de 30.000 litros de agua embotellada a la población de Providencia y Santa Catalina. No obstante, varios habitantes han denunciado que las carpas que recibieron son inadecuadas y cada vez que llueve ellos y sus pocas pertenencias se mojan.

Amparo Pontón, jefe de prensa en alcaldía de Providencia, aseguró en un video que durante la noche del 2 de diciembre llovió mucho y que las carpas donadas no son aptas para aguantar fuertes lluvias. “Ya no somos noticia, ya todo el mundo piensa que esto está bien (...) Nosotros necesitamos una intervención de urgencia (...) Si bien es cierto que es importante la reconstrucción de Providencia, es más urgente la intervención para la gente que todavía está durmiendo en el agua”. También, advirtió sobre el riesgo en el que están los habitantes de la isla de enfermarse a causa de las condiciones en las que están viviendo.

También le puede interesar esta nota de Noticias Caracol: Otra emergencia en Riosucio: más de 100 casas están en riesgo por creciente del río Atrato

En contexto: San Andrés y Providencia después del huracán

Otro ciudadano de la isla también denunció que las carpas no protegen a los isleños de la lluvia y que le indicaron que tienen que registrarse en una página web para recibir ayudas. “Con las carpas que regalaron se moja la gente (...) Anoche todo el mundo se mojó. Por Dios, ¿este gobierno que piensa? Nosotros somos humanos (...) Yo soy chino mezclado con isleño y africano, nunca voy a aceptar que soy colombiano y ahora mucho menos, porque esto es un atropello y una falta de respeto”.

El 2 de diciembre, la directora del Departamento Administrativo para la Protección Social (DPS) y gerente general para la reconstrucción de las islas, Susana Correa, participó en el especial de televisión Prevención y Acción, que conduce el presidente Iván Duque. Durante el programa, indicó que ya iniciaron con la fase dos de las ayudas humanitarias y que continúan removiendo los escombros en las islas. Además, informó que el 84 % de las viviendas de Providencia y Santa Catalina tuvieron una afectación total y el 16 %, afectación parcial.

“¿Es tan difícil, resguardar la vida de una comunidad tan pequeña? Si el gobierno no es capaz de eso, imagínense el resto de los colombianos damnificados en otras partes. Necesitamos lonas, plásticos y carpas de verdad para vivir con algo de dignidad en estos momentos de zozobra, y materiales para que la gente que quedó con algo de estructura pueda adecuar su vida”, escribió Camila Rivera, politóloga con énfasis en antropología que ha trabajado junto a las comunidades raizales. Rivera agregó que el día después del huracán se le propuso al Gobierno que gestionaran un crucero temporal para las personas de Providencia porque una estructura como esa les brindaría a los habitantes un lugar digno para dormir y vivir mientras reconstruyen la isla, y les permitiría desembarcar diariamente para continuar con sus labores.

También le puede interesar: Los animales, las otras víctimas que dejó el huracán Iota en Providencia

Comparte en redes: