Hace 155 años que no cambia nuestra bandera

El 26 de noviembre de 1861 se cambió por última vez el símbolo tricolor que nos representa. El presidente de la época, el general Tomás Cipriano de Mosquera, tomó la decisión.

Las nueve estrellas blancas representaban los Estados de la Unión. Cipriano de Mosquera las eliminó en 1861.

En 1861, Colombia se llamaba Estados Unidos de Colombia. Los colores de su bandera, en orden, eran: rojo, azul y amarillo, sus franjas eran verticales y tenía nueve estrellas blanchas. Nada parecido a lo que tenemos hoy. El 26 de noviembre de ese año el presidente de la época, el general Tomás Cipriano de Mosquera, firmó un decreto que cambió el símbolo patrio y apareció la bandera como la conocemos: la de tres franjas horizontales, la superior amarilla, la del medio azul y la última roja.

Eran tiempos revueltos. Los liberales, al mando del general Tomás Cipriano de Mosquera, le declararon la guerra a los conservadores en el poder, bajo el mando del presidente Mariano Ospina Rodríguez en 1860, pues no estaba de acuerdo con el importante papel que tenía la Iglesia en el Gobierno y por el contrario, apoyaban un modelo de gobierno basado en los estados federales. El enfrentamiento duró hasta 1863 y su saldo de muertos alcanzó los tres mil.

Para el segundo año de guerra, la ventaja la llevaba el general liberal. Sus tropas llegaron triunfantes a Bogotá y se tomaron la ciudad, de donde ya había salido el presidente Ospina para buscar refugio, misión que no pudo consumar pues cayó preso. Fue así como Tomás Cipriano de Mosquera se tomó el poder de lo que en esa época se llamaba la Confederación Granadina. Una de sus primeras acciones como presidente fue el de cambiar el nombre y la bandera.

En julio de 1861, el nuevo nombre del país quedó postulado en un decreto: Estados Unidos de la Nueva Granada y su bandera era con tres franjas verticales, una roja, otra azul y una amarilla. Tenía además nueve estrellas blancas de cinco puntas que representaban a los Estados de la Unión: Antioquia, Bolívar, Boyacá, Cauca, Cundinamarca, Magdalena, Panamá, Santander y Tolima. Pero los cambios duraron poco.

El 20 de septiembre de 1861, apareció otra transformación: Estados Unidos de Colombia sería el nuevo nombre del país. Dos meses después, un 26 de noviembre de hace 155 años,  otro decretó cambió la bandera. Cipriano de Mosquera decidió que las franjas debían ser de nuevo horizontales y las estrellas tenían que ser eliminadas. En el segundo artículo de la orden presidencial quedaron expuestas las especificaciones.

“Los colores del pabellón nacional de los Estados Unidos de Colombia son amarillo, azul y rojo, distribuidos en fajas horizontales y ocupando el amarillo la mitad del pabellón nacional, en su parte superior, y los otros dos colores la otra mitad, divididos en franjas iguales, el azul en el centro y el rojo en la parte inferior”, decía el decreto. Desde ese día para acá, la bandera sigue intacta.

Temas relacionados