Hace tres décadas fue la masacre de Pozzetto

El 4 de diciembre de 1986 Campo Elías Delgado asesinó a 29 personas en Bogotá.

Portada del 5 de diciembre de 1986.
El jueves 4 de diciembre de 1986, el país se vio estremecido por un hecho de violencia sin antecedentes, un excombatiente en el Vietnam de 52 años en trance de locura, identificado como Campo Elías Delgado, en una secuencia criminal asesinó a 29 personas en Bogotá. El recorrido asesino se inició en un apartamento situado al norte de la capital,  continuó en el edificio donde vivía en compañía de su madre en el sector de Chapinero, y terminó en el restaurante de comida italiana Pozzetto. (Vea el especial 30 años sin Guillermo Cano)
 
Según se pudo documentar, hacia las 9:30 de la mañana de ese 4 de diciembre, Campo Elías Delgado acudió al Banco de Bogotá, sede Chapinero, y canceló una cuenta corriente que mantenía desde 1981. Luego se desplazó hasta un edificio de apartamentos ubicado en el sector de la Alhambra, al norte de la ciudad, y luego de ingresar al apartamento 301, donde le dictaba clases de inglés a la joven Claudia Marcela Rincón, de 15 años de edad, la asesinó con arma blanca, lo mismo que a su madre Nohra Becerra de Rincón.  (Vea qué pasaba en Colombia 30 años antes de que asesinaran a Guillermo Cano)
 
Después de cometer el doble asesinato, regresó a su vivienda ubicada en el apartamento 401 de la carrera séptima con calle 52, y asesinó con arma de fuego a su propia madre Rita Elisa Morales, de 72 años. Posteriormente, incineró su cuerpo. Después de cometer el asesinato, comenzó a descender por las escaleras del edificio, en algunos apartamentos fue timbrando y a los vecinos que le abrieron sus puertas les disparó sin mediar palabra. Cinco personas fallecieron en esta arremetida loca. (Estas eran las noticias del 3 de diciembre de 1986)
 
Cuando concluyó su nueva acción criminal, Campo Elías Delgado se fue al barrio Sears, para visitar a una familia amiga. El hombre llegó vistiendo traje completo portando un maletín y, antes de marcharse, le dijo a su amiga que se iba de viaje pero que pronto habría noticias de él. Después regresó al edificio donde había propiciado la masacre y se percató de que ya habían llegado los bomberos para combatir el incendio que provocó en su propio apartamento, en el sector de Chapinero. 
 
Posteriormente, fue al restaurante Pozzetto, donde había unas 40 personas cenando. Se ubicó en una mesa solitaria, pidió consecutivamente dos “destornilladores”, como se le denominaba a un cóctel de vodka con jugo de naranja, y después unos espaguetis a la bolognesa. En varias ocasiones acudió al baño, siempre con su maletín en la mano. Luego se tomó un tercer trago y, súbitamente, en medio del estupor de los comensales, comenzó a abrir fuego de manera indiscriminada. 
 
En varias ocasiones volvió a cargar su revolver mientras la gente desesperada trataba de huir de los disparos. Después de mantenerse en su arremetida durante largo tiempo, llegó la Policía para atender la emergencia y en el cruce de disparos terminó abatido por agentes de Policía. Al final de su acción desquiciada, Campo Elías Delgado, 14 personas quedaron muertas en el restaurante Pozzetto. Siete más fallecieron horas más tarde. El padre del psicópata se había suicidado en Bucaramanga 35 años antes.  
 
 

 

últimas noticias

Magic Garden, una bomba silenciosa