Hombre se encadena a la puerta de la Alcaldía de Clemencia, Bolívar

Como protesta por el incumplimiento de sus prestaciones, Demóstenes Fuentes ha decidido encadenarse a la Alcaldía.

Tomada de eluniversal.com.co

Demóstenes Fuentes Suárez, de 59 años de edad, se encadenó a la entrada de la Alcaldía de Clemencia, Bolívar para protestar por el incumplimiento en el pago de sus prestaciones sociales, las cuales no recibe desde que fue despedido en 2001, cuando se desempeñaba como gerente del fondo de vivienda de Clemencia, según informó elpais.com.co

Fuentes Suárez al igual que otros trabajadores, siguen esperando el pago del monto completo de sus liquidaciones, reconocidas por la resolución 0341 de 2001.

En la larga espera del pago de sus cesantías y otras prestaciones, que en total suman 120 millones de pesos, Demóstenes sufrió un infarto y fue operado de cáncer, por lo que su situación es “desesperante, tengo una hija en el colegio, una hija en la universidad y mi hijo mayor está en su primer año del curso de suboficial, mi casa está en condiciones deplorables”.

“Quiero que me den mi dinero, pues llevo mucho tiempo esperándolo y en estas condiciones de salud en las que estoy, me hace falta que me paguen mi dinero”, expresó Fuentes.

En el 2010 un Juzgado Administrativo de Cartagena fallo a favor de Demóstenes Fuentes y ordenó a la Alcaldía de Clemencia el pago de las cesantías, sin embargo, desde 2010 ninguna administración se ha ocupado de estos pagos.

Por su parte, el alcalde de Clemencia, Jorge Luis Batista, afirmó que la actual administración está dispuesta a conciliar tanto con Demóstenes como con los otros afectados por los despidos del 2001.

Tras consultar la cartera del municipio, el gobierno local le propuso a Demóstenes un acuerdo en el cual le pagarían inicialmente 15 millones de pesos y luego cada mes o cada dos meses 5 millones de pesos. No obstante, Demóstenes no acepto.

“La situación es complicada, el señor Demóstenes no acepta la propuestas de pago hechas por el municipio, es un municipio que posee pocos recursos, él explicó que quiere el 50%, yo le expliqué que esa cantidad no se puede, pues financieramente el municipio no tiene el dinero para cancelar esa cantidad”, puntualizó Indira Tous, abogada de la Alcaldía de Clemencia.

La Alcaldía alega, que han sufrido recortes de presupuesto, tienen a la espera más casos como el de Fuentes Suárez, y están embargados los recursos de calidad educativa desde hace dos años por una demanda laboral.

A la administración actual han llegado fallos como el de Demóstenes que datan de 2009 y que según la ley 1551 deben ser resueltos de mayor a menor antigüedad.

“Estoy dispuesto a conciliar a largo plazo, no a corto plazo como propone la Alcaldía”, dijo Demóstenes. La deuda actual es de 120 millones de pesos, según lo cual, Demóstenes quiere recibir 60 millones ahora y los otros 60 millones después.

Según la Alcaldía de Clemencia, el municipio no cuenta con los recursos para cancelar la deuda de esta manera.