Hospital de San Andrés se inundó en plena visita de la Procuraduría

Noticias destacadas de Nacional

El órgano de control evidenció la precaria situación en la que se encuentra el Hospital Claren Lynd Newball. Durante las lluvias se filtró el agua por el techo y se inundaron los consultorios. La Procuraduría solicita que se tomen acciones de forma inmediata.

La Procuraduría evidenció la situación del Hospital Claren Lynd Newball de San Andrés. Durante las fuertes lluvias, este jueves 1 de octubre, se inundó el centro médico justo cuando se llevaba a cabo la diligencia de verificación del órgano de control.

Como se evidencia en los videos de la Procuraduría, difundidos por redes sociales, el agua se filtró por el techo y bajó por las paredes del hospital. El procurador delegado para la salud, Gelman Rodríguez, contó que en medio del aguacero “se inundaron los consultorios de medicina general, los consultorios de fisioterapia, el sitio donde se custodian los archivos". Además dijo que por los ductos de la energía estaba cayendo gran cantidad de agua, lo que genera un riesgo adicional por un posible corto eléctrico.

“Desde la Procuraduría hacemos un llamado, un SOS, por la salud de San Andrés. Señores del Gobierno nacional y departamental, es necesario corregir todos los defectos, debilidades e inconsistencias que se están presentando en el Hospital. La población sanandresana merece un servicio con calidad”, concluyó Rodríguez.

También le puede interesar: Procuraduría investiga posible omisión de alertas de la Defensoría en la masacre de Samaniego

Esta no es la primera vez que la Procuraduría advierte sobre la situación hospitalaria de San Andrés. De hecho, en los últimos días ya había alertado sobre la crisis sanitaria en este departamento. El Ministerio Público hizo una advertencia ante el incremento de más del 776% en contagios por COVID-19. En los últimos 30 días el archipiélago pasó de tener 172 a más de 1.400 casos.

En una carta enviada al ministro Fernando Ruiz Gómez y al gobernador Everth Hawkins, el ente de control dijo que en varias ocasiones ha advertido las graves deficiencias en la prestación de servicios de salud. Estas no han sido resueltas, de hecho, en todo el departamento solo hay 13 camas de cuidados intensivos.

Leer: ¿Qué está pasando en San Andrés con el COVID-19?

Comparte en redes: