Tragedia en Riosucio: incendio deja al menos dos muertos y más de 60 viviendas destruidas

Noticias destacadas de Nacional

“Se acaba mi pueblo”, dijo el alcalde del municipio del Chocó, Conrrad Valoyes, en un llamado de emergencia al Gobierno Nacional. Defensa Civil estima alrededor de 250 damnificados.

Riosucio, Chocó, vivió el infierno en la noche del sábado en medio de un voraz incendio que consumió más de 60 viviendas y deja al menos dos muertos. Información preliminar también indica que hay dos niñas desaparecidas.

De acuerdo con reportes de ciudadanos de esa población, ubicada en el norte del departamento, cerca de la frontera con Panamá, las llamas se iniciaron alrededor de las 9 de la noche en el barrio Benjamín, sector plaza polideportiva, y se pudieron extender por el municipio porque, según algunos habitantes, no había capacidad para atender la emergencia y no se cuenta con carro de bomberos.

El alcalde de Riosucio, Conrrad Valoyes, hizo un llamado de emergencia en la misma noche del sábado al Gobierno Nacional y a la Gobernación del Chocó. “Tenemos una emergencia en la cabecera municipal, una gran conflagración parecida a la de 2010, quizás peor. Quisiera hacer un llamado al Gobierno Nacional para que nos ayude, por favor, se acaba mi pueblo”, dijo el alcalde.

En ese pedido de ayuda, Valoyes pidió a las autoridades nacionales y departamentales que dieran apoyo con helicópteros o máquinas para sofocar las llamas.

Según estimaciones de la Defensa Civil, que atendió la emergencia en la noche del sábado, hay unas 250 personas damnificadas.

“Soy damnificada del suceso de anoche. Aquí estamos esperando que las autoridades y el Gobierno se hagan presente porque anoche nadie nos prestó apoyo. Estamos con una mano adelante y otra atrás, esperando las ayudas del Gobierno”, comentó Ana Bertilda Lascarro en declaraciones registradas por Noti Riosucio.

La ciudadana agregó: “Yo me encontraba en Apartadó, en una cita médica, como a las 9 o 10 me llamaron a decir que la casa se me había prendido. A esa hora nos vinimos, a las 11 de la noche, y llegamos a las 2 de la mañana y ya no había nada”.

“Me encuentro totalmente en la calle, el incendio nos dejó con pérdidas materiales incalculables, perdimos la casa, prácticamente toda la familia quedó en la calle, nos quedamos con lo que tenemos puesto”, dijo por su parte Luis Fernando González, otro ciudadano que resultó damnificado por las llamas.

Sobre la emergencia, el presidente Iván Duque, a través de su cuenta de Twitter, informó que ha estado en contacto con el alcalde de Riosucio desde anoche y que impartió instrucciones a la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD) y al viceministro del Interior, Daniel Palacios, para que se trasladen a la población.

“Lamentamos la muerte de dos personas en Riosucio, Chocó, y dolorosa emergencia que viven varias familias por voraz incendio que afectó más de 50 viviendas”, dijo el primer mandatario.

“De pronto lleguen cuando toque soplar las cenizas”

Uno de los testimonios más desgarradores de lo sucedido en Riosucio lo cuenta Yolanda Perea Mosquera, defensora de derechos humanos de esa población, quien señaló que su municipio, que ha sido golpeado por la violencia y el despojo de tierras, ahora lo acabó un incendio.

“Duele porque me dicen que una joven murió con una niña en sus brazos, tratando de escapar de las llamas, donde realmente nunca llegaron los bomberos, porque Riosucio es un municipio que vive de la pesca, la agricultura, y la tala de árboles, no tiene alcantarillado y ni acueducto, por lo cual no tenemos bomberos”, cuenta Perea.

Señalo que cuando suceden emergencias, como un incendio, toda pedir ayuda a los departamentos cercanos. “Hasta el momento no han llegado, de pronto llegan cuando toque soplar las cenizas. Duele porque nuestro pueblo ha sido golpeado por la violencia, por el despojo de nuestras tierras, el asesinato de nuestros padres, la violencia sexual que muchas tuvimos que vivir siendo niñas, y ahora, cuando uno trata de sonreírle a la vida, que pase una cosa como esta, un incendio, no se encuentra quien lo ayude a apagarlo, esto duele, duele muchísimo”.

E hizo un reclamo histórico. “No entiendo hasta cuándo nuestros pueblos negros, campesinos, indígenas, vamos a seguir llevando del bulto, y es duro porque hacemos de tripas corazón, sonreímos. Nos inventamos nuevas formas de vivir para que no nos vean como los pobrecitos, pero nada es suficiente, porque cuando no acaba con nosotros la violencia, acaba el hambre, acaba el despojo de nuestra tierras y, en esta ocasión, un incendio, y duele muchísimo porque no hay nadie que haga nada”.

Comparte en redes: