Incoder: adjudicación de baldíos enreda a exfuncionaria por posible corrupción

Una exfuncionaria violó aparentemente el régimen legal de inhabilidades y cometió el delito de tráfico de influencias.

Una denuncia penal ante la fiscalía General de la Nación presentó el ministerio de Agricultura contra Doris Liliana Vega Zuluaga, exdirectora técnica de baldíos del Incoder, tras realizar una auditoría en la dirección territorial del Meta.

El comunicado de prensa explica que el presunto delito de la exfuncionaria del Incoder es por violación del régimen legal de inhabilidades y tráfico de influencias.

El Incoder encontró que en distintas solicitudes de titulación de baldíos aparecía como apoderado judicial, Fernando José Tovar Corrales, cuando se sabe que en estos procesos no es necesario que el solicitante acuda a través de un representante legal. Los trámites del Incoder son gratuitos y no requieren intermediarios, dice el informe.

Tovar Corrales representó a cuatro personas que requerían, en diciembre de 2011, la titulación de cuatro predios en la vereda Manacacías, en Puerto Gaitán (Meta), que suman aproximadamente 4.480 hectáreas (1605, 305, 1450 y 1120 has).

Lo que más llama la atención es que en estos trámites de titulación –que no prosperaron- el apoderado es al parecer el esposo de la antigua directora técnica de baldíos, Doris Liliana Vega Zuluaga, por lo que, según está escrito en la denuncia, “probablemente conocía de todas las direcciones territoriales del país en lo concerniente a las adjudicaciones de tierras baldías y que se encuentran bajo la administración del Incoder”, destaca el comunicado.

El Instituto solicitó a la fiscalía General de la Nación asumir la investigación de los hechos denunciados.

Según el infome de prensa, el Incoder hace un llamado a denunciar los casos de corrupción y recuerda que la actual administración de la gerente, Miriam Villegas, lidera una campaña por la transparencia de la entidad.