Indígenas denuncian exceso de fuerza policial durante marcha

La ONIC explicó que manifestantes fueron "retenido y amenazado" por el Esmad y el Ejército en el resguardo de La Delfina en la vía a Buenaventura.

Unos 40.000 indígenas iniciaron este martes en Piendamó una minga en al menos seis departamentos de Colombia para reclamar mejores condiciones de vida EFE

Los indígenas colombianos que iniciaron esta semana una movilización denunciaron un exceso de fuerza policial en cercanías de la ciudad de Buenaventura, en la costa del Pacífico, que se saldó con 19 heridos y cuatro detenidos.

La Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) rechazó en un comunicado las consecuencias de esas supuestas medidas de fuerza aplicadas en la tarde del miércoles contra los participantes en la 'minga' (movilización) a la altura del resguardo de La Delfina, en la vía hacia el puerto de Buenaventura.

La ONIC explicó que después de que los manifestantes, que reclaman una mejora en sus condiciones de vida y un reconocimiento de la soberanía sobre sus territorios, se ubicaran en las vías, un grupo de la guardia indígena quedó rezagado y posteriormente fue "retenido y amenazado" por el grupo antidisturbios de la Policía (Esmad) y el Ejército.

"Este grupo fue atacado por el Ejército, que los retuvo forzadamente, aprovechando que eran un grupo reducido de personas que no superaba los 50 indígenas", agregó el comunicado de la corporación de pueblos aborígenes.

Más tarde, también "el Ejército Nacional disparó indiscriminadamente contra los marchantes, mientras que el grupo de la guardia indígena que se encontraba retenido fue diezmado por disparos de armas de fuego. Hasta ese momento se reportaban 19 personas heridas de gravedad".

Mientras tanto, la minga indígena prosigue en varios puntos del país, con destacados bloqueos de vías como el de la vía Panamericana en el norte del departamento del Cauca, en el suroeste del país.

Celia Umensa, indígena del pueblo Nasa, dijo a Efe por teléfono que alrededor de unos 6.000 manifestantes bloquean en este momento la Panamericana, que comunica a Colombia, por el sur, con Ecuador.

"Estaremos aquí hasta que el Gobierno atienda nuestras peticiones, que se resumen en cinco puntos: territorios autónomos, sistemas propios, derechos humanos, paz y gobernabilidad", dijo Umensa.

Según esta líder Nasa, se espera que las autoridades indígenas se reúnan con delegados del Gobierno en el emblemático punto de La María Piendamó, en el Cauca.

En los puntos de concentración del resguardo Concepción, en el municipio de Santander de Quilichao, y en el de Canoas, en Mondomito, siguen los bloqueos de vías con camiones atravesados, pero todavía no ha llegado la fuerza pública para forzar el desalojo, dijo Umensa.