Indígenas en Amazonas denuncian negligencia estatal durante la emergencia sanitaria

Noticias destacadas de Nacional

Wilder Matapi, vocero de la Organización Indígena AIPEA señala que la vigilancia fronteriza con Brasil es casi nula y que en su comunidad no han tenido acceso a ayudas humanitarias.

Leticia es el municipio de Colombia con más contagiados de coronavirus por cada 100.000 habitantes. Desde el inicio de la cuarentena y tras el anuncio de cierre de fronteras, desde municipios fronterizos en el Amazonas colombiano con Brasil, las autoridades municipales de Puerto Nariño y Leticia le comentaron a este diario que a pesar de los golpes económicos a causa de un cierre fronterizo, las medidas que vienen desde el Alto Gobierno se tienen que acatar. 

Sin embargo, casi 50 días después, desde la Organización indígena AIPEA denuncian que las medidas de bioseguridad no se han acatado en los pasos con Brasil y que en adición a eso, no les han llegado ayudas humanitarias desde la Nación ni atención oportuna desde los municipios donde se asientan

Wilder Matapi, en diálogo con El Espectador aseguró que para muchos de sus compañeros de pueblo esta situación está siendo insostenible, a pesar de no tener reporte de ningún caso de coronavirus y que ya ha emitido acciones de tutela para buscar respuestas. 

La decisión en el fallo le corresponderá proferir al Juzgado Primero Promiscuo de Leticia, Amazonas.

" A mi comunidad la comprenden cerca de 20.000 personas y todos estamos en total abandono. Hemos solicitado equipos de bioseguridad para estas zonas periféricas de Amazonas, entendiendo también que las condiciones hospitalarias no son buenas", agregó Matapi.

También le puede interesar: "Están ingresando personas desde Brasil”: comunidad indígena del Amazonas

 
En adición a esto, desde AIPEA precisan que les inquieta de sobremanera que en Brasil, el país con más contagiados por COVID-19 en América Latina, hayan pasos hacia Colombia Sin vigilancia.

"Estamos a tres días de Manaos y muy cerca de la Villa Betancourt, a una media hora, y no hay vigilancia por parte de las autoridades fronterizas. Es inaudito que esto suceda porque además de que no se cuidan a los que habitan la Amazonía colombiana, que de por sí da mucha tristeza, no se dimensiona que esto se puede extender fácilmente por el país", dijo Matapi. 

Hasta la fecha, la tutela interpuesta contra la Gobernación no ha tenido respuesta porque fue radicada el 29 de abril, pero se espera que después de los plazos legales brinden soluciones prácticas y oportunas. 

En cuanto al diálogo con otras comunidades, desde AIPEA todavía no han entablado comunicación con comunidades en Putumayo o con la misma Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC).