Indígenas entregaron otros tres miembros de la fuerza pública que tenían retenidos

Dos sargentos del Ejército y un patrullero de la Policía fueron entregados a una comisión de la Defensoría del Pueblo en Risaralda.

AFP

Hacia la media noche de este sábado culminó con éxito la gestión humanitaria de la Defensoría del Pueblo que permitió recibir a los últimos tres últimos miembros de la fuerza pública que habían sido retenidos por los indígenas que participan en la manifestaciones en Risaralda y Cauca.

Los líderes de las manifestaciones les entregaron a la comisión de la Defensoría Regional Risaralda dos sargentos segundos del Ejército, quienes se encontraban en buenas condiciones de salud, y un patrullero de la Policía, quien se encontraba con un brazo lesionado.

La acción humanitaria se realizó en inmediaciones de la zona de Remolinos, entre Viterbo (Caldas) y Belén Umbría (Risaralda). En la misma zona, el viernes pasado se había realizado la entrega de otros tres miembros de la fuerza, al tiempo que en la vía Panamericana entre Popayán y Cali los manifestantes habían hecho lo propio con un militar, quien fue recibido por una comisión de la Defensoría Regional Cauca.

La mediación de la Defensoría en Risaralda, que ya completa una semana de gestión humanitaria, permitió que se lograra el compromiso de las comunidades indígenas de no taponar las vías y de los miembros del Esmad de mantener una “distancia prudente” del lugar donde se concentran los manifestantes.

Temas relacionados