Indígenas piensan demandar al Estado por retoma del cerro El Berlín

Con el desplante de los ministros del Interior y de Justicia a flor de piel, piden que Gobierno responda por los 26 heridos de ese día.

“De la retoma del cerro El Berlín quedaron 26 indígenas heridos. Uno de ellos está en cuidados intensivos en Popayán. Por esa violencia, ¿quién responde?”. Así reaccionó Marcos Yules, gobernador del cabildo indígena de Toribío (Cauca), a la decisión del fiscal general Eduardo Montealegre anunciada hace unas horas de otorgar principios de oportunidad a los indígenas del Cauca “siempre y cuando abandonen los métodos violentos y mantengan su protesta dentro de los canales pacíficos”.

De mantenerse el pacifismo en las manifestaciones, expresó Montealegre, la Fiscalía no abrirá ninguna investigación penal contra los indígenas que se vieron involucrados en la expulsión del Ejército del berro El Berlín, el pasado 17 de julio. Expulsión que quedó representada en las lágrimas de un sargento llamado Rodrigo García, quien dijo sentirse “humillado” por la actitud de los indígenas.

“Sí, eso fue lo que mostraron los medios, al soldado llorando. Pero no mostraron las imágenes de cuando nos sacaron a nosotros del cerro, al que protegemos tanto porque consideramos un territorio sagrado. La Policía llegó disparando gases lacrimógenos, 26 de los nuestros quedaron seriamente heridos. Decisiones como la del fiscal se toman desde un escritorio pero uno nunca ve una investigación de fondo, imparcial”, reclama el líder indígena Yules.

El fiscal Montealegre aseguró que si el principio de oportunidad “contribuye a superar el conflicto social en el Cauca, (para) que se avance en un diálogo constructivo”, esa será entonces la ruta que tome la Fiscalía General. “Siempre que haya una salida negociada al conflicto del Cauca”, recalcó el alto funcionario.

Los indígenas, sin embargo, no están tan convencidos de que tal salida negociada llegue pronto. Hace cuatro días levantaron la mesa de diálogo con el Gobierno Nacional, el cual había adquirido el compromiso de realizar una segunda reunión con las comunidades caucanas. Ni el ministro del Interior, Federico Renjifo, ni el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, aparecieron. En cambio, se presentó un viceministro de cada cartera. “No queremos segundones”, dijo en ese momento uno de los líderes indígenas.