Indignados colombianos reaparecen con 'tomatina' en San Vicente del Caguán

En esta ocasión la protesta es a favor del proceso de paz y en contra de los violentos.

Nuevamente hizo aparición el grupo de ciudadanos que empieza a conocerse en el país como 'Los Indignados colombianos'.

San Vicente del Caguán fue este jueves el lugar escogido por ‘Los indignados’ para realizar una nueva jornada de protesta. Esta vez, sin embargo, el blanco de los tomates no fueron reconocidas figuras políticas como había ocurrido en ocasiones pasadas, sino dos fusiles que fueron instalados en pleno parque Fundadores de este municipio, reconocido por haber sido epicentro del conflicto colombiano en la época del despeje durante el gobierno de Andrés Pastrana Arango (1998-2002).

Como es costumbre en las manifestaciones de este movimiento, cajas de tomates fueron instaladas al lado de la valla con el mensaje “Tómate la paz”.

Los dos fusiles son una clara representación del conflicto armado. La intención sería demostrar indignación y rechazo a la barbarie producida en 50 años de guerra por parte de todos los actores armados.

El lanzamiento de tomates a los fusiles también representaría el cansancio con una guerra que ha servido de pretexto para cometer todo tipo de abusos y en la que la población civil ha sufrido todas las consecuencias.

Otros interpretan que se trataría de un apoyo al proceso de paz que adelanta el Gobierno Nacional con las Farc en La Habana (Cuba), donde empezó un nuevo ciclo de conversaciones.

Las expresiones de los ciudadanos que rechazan la violencia cobran más importancia en un municipio como San Vicente del Caguán que en 2002 vivió de cerca la frustración del pasado fallido proceso de paz.

El singular movimiento ciudadano, que persiste en permanecer en el anonimato, impulsa apariciones planificadas que responden a acontecimientos nacionales y que buscan la reacción ciudadana frente a hechos polémicos.