Inminente emergencia ambiental en Planadas (Tolima) por falta de relleno sanitario

Desde hace dos semanas, la comunidad que vive en cercanías al único botadero municipal ha obstaculizado el paso a los camiones de basura.

Tomada del diario El Nuevo Día de Tolima.

El municipio de Planadas, ubicado al sur del departamento de Tolima, se encuentra al borde de una emergencia sanitaria debido a la negativa de los habitantes que residen en inmediaciones al relleno sanitario de la población, quienes se resisten al acopio de más residuos en el sector.

Lo anterior, luego de que la Corporación Autónoma Regional del Tolima (Cortolima) decidiera sancionar al relleno sanitario, al considerar que la manera en que se disponen los residuos a cielo abierto es un riesgo para el bienestar de la comunidad y la preservación de recursos naturales.

Según registra el diario El Nuevo Día, diariamente el municipio genera alrededor de seis toneladas de basura, residuos que van a parar al único relleno con el que cuenta la población, ubicado sobre la vía que conduce al corregimiento de Gaitania, en cercanías a la vereda San Isidro.

No obstante, desde hace cerca de 15 días los habitantes de ese sector bloquean el paso de los camiones de basura, aduciendo que continúa la disposición a cielo abierto, lo que les provoca problemas de salud: “cada día se ve más la contaminación y la gente está botando la basura en las noches en las afueras del pueblo, es un problema que crece día a día”, aseguró al medio regional Luis Carlos Mogollón, líder comunal.

Ante el riesgo inminente en materia de salubridad, el alcalde de Planadas, David Lozada Losada, explicó las dificultades de la administración para encontrar un espacio que reúna las condiciones ambientales para crear una planta de basuras y cuestionó la viabilidad financiera que implicaría trasladar las basuras hasta la población de Chaparral, circunstancia que podría aumentar la tarifa de aseo ante los costos de transporte.

“Cortolima lo que ha hecho es ordenar el cierre y nosotros le hemos insistido que no es que no queramos acatar, es que no tenemos la posibilidad de construir otro basurero. Lo que estamos buscando es que se cierre y que se nos permita seguir botando las basuras ahí, mientras adecuamos el botadero”, señaló el mandatario.

Por su parte, la Empresa de Acueducto, Alcantarillado y Aseo del Tolima (EDAT) precisó que es responsabilidad de los municipios la disposición de los residuos; no obstante, indicó que podría ayudar a la administración, luego de que ésta presente un proyecto cuyos recursos podría gestionar.

Entretanto, el subdirector de Calidad Ambiental de Cortolima, Rodrigo Hernández, manifestó que este lunes se realizó una reunión interinstitucional para evaluar la crisis e instó a la Alcaldía a que en corto plazo identifique un nuevo lugar donde se pueda realizar el acopio.

“El municipio debe manifestar a través de un acto administrativo la problemática que se está presentado, para que nosotros podamos tener un argumento técnico jurídico y podamos entrar en condiciones extraordinarios para poder actuar”, señaló Hernández. 

Temas relacionados

 

últimas noticias