Investigan causas de explosión en la Universidad de Nariño

Uno de los estudiantes murió cuando manipulaba materiales explosivos. Dos más están graves.

Uno de los nueve estudiantes heridos el miércoles en una explosión en la Universidad de Nariño, en Pasto, murió este jueves, mientras que otros dos continúan en estado crítico.

Al parecer, el grupo de estudiantes estaba manipulando materiales explosivos dentro del claustro, en donde al parecer preparaban artefactos que serían utilizados en protestas, según fuentes del centro educativo.

El médico Javier Pantoja señaló que uno de los alumnos tiene una contusión pulmonar grave y, además, quemaduras en más del 60 por ciento de su cuerpo. A otro de los alumnos le fueron amputadas las manos. Tras un tenso día en la universidad, el decano de ingeniería, Michael Bolaños, denunció amenazas de muerte, que son investigadas por las autoridades.

Durante una conferencia de prensa de los directivos de la institución, los estudiantes agredieron a varios comunicadores y lanzaron arengas contra los anunciados cambios en el sistema educativo superior, informados por el gobierno del presidente colombiano, Juan Manuel Santos.

En las ciudades de Bogotá y Medellín también hubo protestas que fueron justificadas por los alumnos por su desacuerdo con el incremento en el precio de las matrículas.

Por su lado, el vicepresidente, Angelino Garzón, criticó la “presencia de encapuchados en las protestas” y dijo que en algunos casos se hace “apología a grupos armados” por fuera de la ley.

Una cosa es la protesta y otra la criminalidad. La capucha y la piedra no pueden ser parte de la expresión estudiantil. El movimiento estudiantil se debe fortalecer, pero nunca haciendo apología a la violencia”, dijo Garzón.

Según el vicepresidente, “todas estas expresiones de violencia, que son contrarias al espíritu crítico estudiantil, conllevan a que las universidades se conviertan en escenarios de guerra”.