Investigan crimen de dos mujeres en Norte de Santander

Una de las víctimas, quienes fueron baleadas en la provincia de Ocaña, era presidenta de una junta de acción comunal y una reconocida activista de la UP.

Dos hechos lamentables marcaron este fin de semana la provincia de Ocaña, en Norte Santander, tras el asesinato de dos mujeres en casos aislados, uno de ellos en San Calixto y el otro en el corregimiento Aguas Claras de Ocaña.

El primer caso, según las autoridades, se registró sobre las siete de la noche del sábado cuando hombres armados ultimaron a balazos a una mujer identificada como Nelly Amaya Pérez de 44 años.

Según las primeras versiones, la víctima se encontraba en su negocio cuando hombres armados le propinaron cinco disparos que le causaron la muerte de manera instantánea. Por el momento, se desconocen los motivos del hecho violento.

Nelly Amaya Pérez era presidenta de junta de acción comunal del barrio Guamalito, activista del movimiento (Unión Patriótica) UP, madre de tres hijos y era conocida como una mujer ejemplar y apasionada por el trabajo por la comunidad, así como por emprender procesos políticos en San Calixto. Su cadáver fue trasladado a la morgue de Ocaña.

El otro caso lamentable se registró también el sábado, sobre las 08:20 de la noche en un estadero donde trabajaba Maira Alejandra Corredor Villegas, de 36 años.
Hasta ese lugar llegaron dos sicarios que le propinaron al menos ocho impactos con arma de fuego corta que alcanzaron su pecho y espalda. En el lugar todo fue pánico ya que algunos disparos dieron blanco en las paredes del establecimiento.

Corredor Villegas, quien residía en el corregimiento Aguas Claras, también se dedicaba a la venta de minutos y deja dos hijos adolescentes. Las autoridades investigan los dos hechos. 

Temas relacionados