Investigan doble homicidio en vía Ocaña- Aguachica, entre Norte de Santander y Cesar

Las autoridades tratan de establecer las circunstancias en las que las víctimas fueron baleadas, al parecer, por arrebatarles una suma cercana a los $5 millones.

En esta zona se perpetró el doble crimen. /Archivo particular

Habitantes del sector conocido como Cuesta Bárbara, en la vía que comunica a los municipios de Ocaña (Norte de Santander) y Aguachica (Cesar), se declararon alarmados luego del crimen de dos personas –de 55 y 30 años, aproximadamente– quienes fueron baleados luego de que, presuntamente, se resistieran a un hurto.

Con impactos de bala a la altura de la cabeza fueron hallados los dos cuerpos, al parecer, víctimas de tres desconocidos. Según datos suministrados por la misma comunidad, las personas que se movilizaban en una motocicleta tipo Fz color rojo, habían subido inicialmente hacia el punto conocido como Sanín Villa; sin embargo, minutos después descendieron al lugar donde fueron asesinados, por lo que se presume tendrían una cita para concretar un negocio con quienes resultaron ser sus victimarios.

"Eso fue temprano, cuando escuchamos los disparos supe que algo pasaba. Una de las vecinas de una finca más cercana al sitio en donde los mataron, escuchó cuando uno le gritó al otro ‘hermanito, nos mataron’", narró uno de los habitantes del sector, quien pidió reserva de su identidad.

La distancia en la que fueron encontrados los cuerpos fue de unos 10 metros, por lo que se cree que uno de ellos alcanzó a correr buscando proteger su vida, sin terminar con suerte.

Una de las víctimas fue identificada como Luis Antonio Serrano Velandia, natural de Cúcuta, Norte de Santander. Entre tanto, el cuerpo de su acompañante se encuentra en la unidad de Medicina Legal del municipio de Ocaña en proceso de identificación. 

Reacción

Una vez conocido el hecho, la Policía tanto de Río de Oro como de Ocaña, inició con los respectivos operativos y plan candado en entradas y salidas de los departamentos limítrofes logrando la captura de uno de los presuntos sicarios en medio de un intercambio de disparos en medio de la huida.

El capturado fue sorprendido portando un arma de fuego la cual habría accionado contra la integridad de los dos hombres. Además, se le encontraron cerca de $4’300.000, que sería el botín robado a Serrano Velandia y su acompañante.

Otro sospechoso del doble crimen, quien logró emprender la huida, está siendo buscado por las autoridades. Los cuerpos de los asesinados quedaron en la Unidad Básica de Medicina Legal de Ocaña a la espera de ser reclamados por sus familiares.

Temas relacionados