Investigarán a la SIJIN por permitir alteración de la escena en caso Mario Paciolla

Noticias destacadas de Nacional

El descuido del lugar permitió que un día después del fallecimiento de Paciolla funcionarios de la Unidad de Investigaciones Especiales (SIU) del Departamento de Salvaguarda y Seguridad de las Naciones Unidas, adscritos a la Misión de Verificación, limpiaran el sitio y recogieran los efectos personales del italiano

La Fiscalía General de la Nación ordenó investigar a los agentes de la Seccional de Investigación Criminal (SIJIN) de la Policía en San Vicente del Caguán que permitieron a miembros de la Misión de Verificación de las Naciones Unidas en Colombia recoger las pertenencias del voluntario Mario Paciolla y alterar el lugar donde éste fue encontrado muerto el pasado 15 de julio.

Al comprobar que la SIJIN omitió su deber de resguardar el apartamento donde vivía el voluntario italiano, ubicado en el barrio Villa Ferro de ese municipio, y que actuó con negligencia al no evitar la alteración de la escena de los hechos por parte de la Misión de la ONU --lo que en la práctica constituye obstrucción a la justicia--, el fiscal 8º especializado de Florencia compulsó copias contra los patrulleros Yomer José Velandia Casallas, Jesús Alberto Rada Gutiérrez, Carlos Alberto Cerón Anacona y Cristian David Giraldo López, quienes estuvieron a cargo de las diligencias iniciales.

El descuido del lugar permitió que un día después del fallecimiento de Paciolla funcionarios de la Unidad de Investigaciones Especiales (SIU) del Departamento de Salvaguarda y Seguridad de las Naciones Unidas, adscritos a la Misión de Verificación, limpiaran el sitio y recogieran los efectos personales del italiano, con lo que se perdió la posibilidad de reconstruir los hechos o recoger nuevas evidencias materiales con la debida cadena de custodia, tal y como lo denunció El Espectador.

De acuerdo con el inventario enviado a la familia Paciolla Motta en Italia, del apartamento de su oficial de terreno fallecido la Misión recogió más de 7 millones de pesos en efectivo, las tarjetas de crédito del italiano, sus pasaportes, así como una cámara Canon EOS700D con sus respectivo lente, estuche y tarjeta SD, un mouse, un pen drive, un mp3, varias agendas, libretas, recibos y fotografías impresas, su ropa y otras pertenencias.

La intervención de la ONU en las pesquisas judiciales incluyó la presencia en la autopsia del jefe de la Unidad Médica de la Misión, Jaime Hernán Pedraza Liévano, pese a no ser forense.

La Fiscalía decretó además pruebas que serán ejecutadas en las próximas horas, entre ellas la declaración de Christian Leonardo Thompson Garzón, enlace de Seguridad de la Misión de la ONU en San Vicente del Caguán, a quien Mario Paciolla llamó el 14 de julio a las 10 de la noche, pocas horas antes de morir.

Según la hoja de vida que hasta ayer aparecía en LinkedIn, Thompson Garzón es un suboficial retirado del Ejército, administrador de empresas y tecnólogo en Ciencias Militares que se ha desempeñado en roles administrativos, operativos y gerenciales tanto a nivel nacional como internacional, y además de la ONU ha trabajado en compañías mineras y de hidrocarburos.

Esta periodista envió siete preguntas al jefe de la Misión de Verificación, Carlos Ruiz Massieu, respecto a las acciones que podrían significar la obstrucción de las investigaciones de la Fiscalía en Colombia o en Italia, y sobre el destino que tuvieron las pertenencias personales de Mario Paciolla y el contexto en que se dio la llamada a Thompson Garzón.

El alto funcionario guardó silencio, y en su lugar delegó a la jefa de prensa de la Misión, Liliana Garavito, quien envió un escueto párrafo sobre la voluntad expresa de ese organismo de colaborar con las investigaciones. Sin embargo, las actitudes de la ONU indican lo contrario.

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.