Joven falleció en Neiva al parecer a manos de un policía

El hecho habría sucedido durante una requisa policial en el barrio Las Granjas.

La comunidad insiste en que Duvan Andrés Cortés fue asesinado por un policía. Tomada de diariodelhuila.com

En Neiva un joven de 18 años de edad, murió por recibir un impacto de arma de fuego, al parecer disparada por un miembro de la Policía Metropolitana de la capital huilense.

El Diario del Huila informó que la víctima fue identificada como Duvan Andrés Cortés Chavarro. El hecho sucedió en la madrugada de este martes, en un parque del barrio Las Granjas.

Según versiones de familiares y vecinos del sector, la víctima se encontraba en el parque, sobre las 2:00 am, acompañado de dos amigos que estaban ingiriendo alcohol.

“Dos policías del Cuadrante del sector llegaron entonces en una patrulla motorizada y les solicitaron al grupo de jóvenes una requisa. Sin embargo los uniformados no se bajaron de la motocicleta, los jóvenes se quedaron inmóviles y en cuestión de segundos uno de los policías les dijo “ustedes creen que nosotros somos de mentiras hps”, y el que iba de parrillero sacó el arma de fuego y le disparó a Duvan. En seguida el otro uniformado prendió la moto y se fueron”, dijo Miguel Cortes, el padre de joven asesinado, en diálogo con el Diario del Huila. 

El proyectil entró por el estómago del joven y salió por la garganta. Los dos amigos de Duvan Andrés lo trasladaron de inmediato a la ESE de Las Granjas, sin embargo perdió la vida en el centro asistencial. La bala le destruyó órganos vitales y le produjo la muerte en pocos minutos.

Vecinos de la zona aseguraron que escucharon el disparo pero que les fue imposible identificar a los policías, ya que estaban usando casco protector.

“Después la Policía volvió al sitio a buscar las evidencias y yo ya las había recogido, encontré el cartucho de la pistola y lo entregué a la URI de la Fiscalía.”, señaló su padre quien es reconocido por la comunidad como un maestro de construcción.

Duvan Andrés cumplió sus 18 años hace un mes, y era estudiante de último grado de bachillerato. Le ayudaba a su padre en el oficio de construcción.

“Era un joven muy estimado por sus vecinos, honesto, respetuoso y alegre”, indicaron sus allegados.

Por su parte la Policía Metropolitana de Neiva no se ha pronunciado sobre este hecho.