El director del Departamento Administrativo de Presidencia

“La cacerola tiene voz en esta conversación”

Diego Molano, delegado del Gobierno para la Conversación Nacional, dice que los diálogos con los diferentes grupos han dado resultados y asegura que ya le entregaron al Comité del Paro la propuesta de temas que se pueden negociar.

Diego Molano asegura que uno de los acuerdos que se han logrado es la reestructuración del Icetex. / Óscar Pérez

Con el reinicio en 2020 de las movilizaciones en el país, el Gobierno retomó la Conversación Nacional, que surgió como respuesta a las multitudinarias marchas de finales del año pasado, para buscar soluciones a los diferentes problemas del país. Para ello, el presidente aseguró que escucharía a los estudiantes, la academia, las juntas de acción comunal, las comunidades indígenas, campesinas y afrocolombianas, los sindicatos, las iglesias, los líderes sociales, los empresarios y los mandatarios locales y regionales, en un diálogo que irá hasta el próximo 15 de marzo.

A la cabeza de dichas conversaciones está Diego Molano, quien fue nombrado director del Departamento Administrativo de Presidencia y, además de articular la conversación, ha estado detrás de los diálogos con el Comité del Paro. Respecto a los encuentros con organizaciones, agremiaciones y líderes, Molano asegura que ya se han logrado grandes acuerdos. A los organizadores del paro, afirma, el Gobierno Nacional les entregó una propuesta metodológica en la que especifica cuáles puntos de los que propusieron se pueden llegar a negociar realmente.

Se reiniciaron las movilizaciones. ¿Cómo van ustedes con los diálogos?

El Gobierno Nacional no paró la Conversación Nacional y en cambio ha producido resultados en estos últimos meses. Se han realizado más de 20 reuniones a nivel nacional, dos regionales y seis con el Comité del Paro. Lo que se busca es mejorar las condiciones sociales y se han venido produciendo resultados efectivos.

¿Qué han llegado a acordar?

El presidente se reunió con los alcaldes electos, con quienes decidieron avanzar en vías. Asimismo, se aprobó la propuesta de los estudiantes de reestructurar el Icetex, con lo que se beneficiará a 120.000 estudiantes. Ellos hicieron énfasis en la necesidad de mejorar las condiciones de empleo y por eso se incluyó en la Ley de Crecimiento Económico, así como se va a permitir que en el 10 % en el sector público puedan ingresar personas sin experiencia. Esto va a generar 60.000 empleos. Otro de los ejemplos es uno de los acuerdos a los que se llegó con los ambientalistas. Ellos pidieron aprobar el Acuerdo de Escazú. El presidente revisó el proyecto, hizo las evaluaciones de las razones y lo va a presentar en marzo ante el Congreso, cuando inicie la próxima legislatura.

¿Con quién les falta hablar?

El presidente Duque ha escuchado y actuado ante las situaciones que se han presentado. De hecho, se abrió un portal para que todos puedan participar, en el que se han recibido más de 1.000 propuestas de la ciudadanía.

¿Qué han avanzado con el Comité del Paro?

Con el Comité hemos tenido seis reuniones. Ya se estudiaron los 104 puntos y les hemos notificado que algunos no pueden ser debatidos, por ser inconstitucionales, hacer parte de alguna agenda política o ser inviables. Les dimos una propuesta metodológica para poner en una mesa de negociación.

¿Y qué pasará con la gente en las calles?

Queremos que quienes participan en las movilizaciones entiendan que hay una voluntad de diálogo y que se pueden hallar soluciones a los problemas. La cacerola tiene voz en esta conversación, pero para ello necesitamos que no haya una obstrucción del transporte público y que se pueda retomar las jornadas académicas en las universidades. La idea es que este se pueda volver un espacio de negociación y de acuerdos sociales.

¿Ahora qué viene?

Vamos a sentarnos a buscar ese mecanismo, la vía abierta, para aquellos que no están en las negociaciones: ir por temas puntuales, como la educación. Aquí lo importante es avanzar y ver las preocupaciones de los colombianos. Hemos sido incluyentes, con los campesinos, indígenas, víctimas, el sector productivo, e incluso el lunes estuvimos con el Consejo Nacional de Cultura.

Vamos a profundizar la conversación en 14 zonas de mayor conflictividad. Empezaremos con Villavicencio, Cali, Medellín y Riohacha, entre otras, donde se han evidenciado diferentes tipos de conflictos.

900863

2020-01-21T22:00:00-05:00

article

2020-01-21T22:00:01-05:00

[email protected]

none

El Espectador

Nacional

“La cacerola tiene voz en esta conversación”

49

4192

4241