contenido-exclusivo

La política diversa: el encuentro de LGBT electos

En Bogotá se reunieron 18 de las 23 personas lesbianas, gais y trans que ganaron las pasadas elecciones regionales para capacitarse sobre participación política y diversidad sexual.

Las personas LGBT electas en las pasadas elecciones regionales se reunieron esta semana en Bogotá. / Cristina Garavito

Hace cinco meses, Esteban Gañán renunció al trabajo que le había dado estabilidad económica durante los últimos cuatro años. Con $5 millones, sin padrinos políticos y con los ánimos de un principiante logró financiar su campaña al Concejo de Pereira, a la que muchos tildaron de fracasada desde su nacimiento. No le dieron el beneficio de la duda y siempre la ignoraron. Pero el pasado 27 de octubre el conteo de votos lo arrojó como ganador, convirtiéndose, a sus 22 años, en el concejal más joven de la capital de Risaralda. Así como él, un hombre abiertamente gay, otras 22 personas LGBT resultaron electas en las votaciones regionales; la cifra más alta en la historia de Colombia.

“Yo gané siendo una persona LGBT, pero nunca mi campaña tuvo una agenda exclusivamente LGBT. Los concejales hacemos control político a la Alcaldía y a la utilización de los recursos públicos, y en eso se concentró mi propuesta: en cuidar los recursos de la ciudad. Salí a las calles a hablar con los ciudadanos y así hicimos quemar a gente que llevaba atornillada en Pereira”, afirmó a El Espectador Gañán, estudiante de tercer semestre de administración de empresas y quien contrató a un gerente de campaña de 19 años.

Su agenda política se concentrará en el 2020 en combatir la maquinaria y la “mermelada” en el Concejo de Pereira. “La corporación es un comité de aplausos de la Alcaldía y falta control”, concluyó Gañán en el tercer Encuentro de Liderazgos Políticos LGBT, organizado por Caribe Afirmativo y Victory Institute, y apoyado por el Instituto Nacional Demócrata (NDI), el Instituto Holandés para la Democracia Multipartidaria (NIMD), Friedrich Ebert Stiftung (Fescol) y la Red Latinoamericana y del Caribe para la Democracia (RedLad).

El evento se llevó a cabo el pasado miércoles y jueves y también contó con la participación de Patricia Osorio, experta en materia presupuestal por ONU Mujeres; Julián Antonio Bedoya, alcalde gay de Toro (Valle); Carolina Giraldo Leal, concejala lesbiana de Pereira (Risaralda), y Ángela María Castilla, concejala lesbiana de Miranda (Cauca). Durante varias sesiones con expertos, los recién electos adquirieron conocimientos sobre el funcionamiento de las corporaciones públicas, comunicación política, presupuesto y políticas públicas.

Paola Pastrana, concejala electa de Caimito (Sucre), asistió al encuentro para aprender cómo integrar el componente de inclusión en su agenda política. Pese a que no ha sentido rechazo por su orientación sexual en su pueblo, está consciente de que la diversidad sexual aún es un tema tabú en la región y la comunidad LGBT necesita ser visibilizada. “Hace mucha falta hablar sobre educación sexual y que las personas LGBT se sientan seguras de salir a la calle”, dijo Pastrana a este diario.

A diferencia de la concejala de Caimito, Fausto Arroyave, en Medellín, sí sufrió intimidaciones durante su campaña política a la junta administradora local de la Comuna 2 de Medellín. A sus 33 años y siendo estudiante de trabajo social, basó su propuesta en la comunidad LGBT y sumó a otros sectores poblacionales históricamente discriminados. “Para mí fue fácil asumirme como gay en campaña, porque dirijo la marcha LGBT en Medellín y me conoce la ciudadanía. Sin embargo, sí tuvimos momentos de discriminación y violencia y sentimos temor por las bandas criminales que me impedían entrar a territorios por ser gay. Por otro lado, y siendo más positivo, me encontré con adultos mayores que nunca salieron del clóset o que querían apoyarnos para acompañar a sus familiares LGBT”, le contó Arroyave a El Espectador.

En el mismo sentido, Andrés Rojas, historiador y concejal electo en San Francisco (Cundinamarca), asegura que hacer campaña política en un pueblo conservador fue un reto. “Nunca he ocultado mi orientación sexual y viví acoso en redes sociales. Se creaban grupos de Facebook, me enviaban mensajes por WhatsApp con ataques homofóbicos. Sumado a esto yo propuse una agenda ambiental, en especial para denunciar las fallas de la industria avícola en la que participan empresas del pueblo. Queremos potencializar los negocios agroecológicos y trabajar por el centro de bienestar ambiental”, concluyó Rojas.

De acuerdo con la campaña Voto por la Igualdad, la mayoría de los LGBT electos llegarán a la corporación del Concejo, donde se obtuvieron doce curules en distintas ciudades. Entre ellos se encuentran los nombres de Andrés Rojas, Mario Jorge Giraldo Ospina, John Jairo Botero, Luis Carlos Leal Angarita, Luis Emilio Agudelo Quintana, Mario Ospina Andrade, Juan Davis Sánchez, Paola Pastrana, Andrés Felipe González, Limbina Calero Cobo, Alexis Balcázar y Esteban Gañán. Otras tres personas ganaron asientos en las asambleas departamentales y seis en las juntas de acción comunal. Dos personas LGBT fueron elegidas en alcaldías: Claudia López, en Bogotá, y Harlizon Ramírez, en Valparaíso (Caquetá).

Si el conteo se filtra por departamentos, Cundinamarca (7,33 %), Antioquia (5,24 %), Valle (3,14 %), Magdalena (1,5 %), Nariño (1,5 %), Putumayo (1,5 %), Risaralda (1,5 %), Sucre (1,5 %) y La Guajira (1,4 %) son las zonas en las que se concentran estos resultados. La elección de Claudia López, en Bogotá, es histórica no solo porque es la primera mujer en llegar a la Alcaldía de la capital por voto popular, sino porque es la primera lesbiana en comandar el despacho más importante de una ciudad capital de América Latina. Otro de los resultados históricos se dio en el Caribe, donde se dio la victoria de Taliana Gómez, la primera mujer trans en ser elegida en la región por el Partido Verde. Ella fue electa como edila de la localidad 2 Rodrigo de Bastidas de Santa Marta.

El balance es positivo. Los candidatos LGBT de este año obtuvieron 1’218.903 votos. “Es importante resaltar que el electorado colombiano ha ido dejando de lado los prejuicios y estereotipos que rodean a las personas LGBTI, puesto que hoy la sociedad colombiana se muestra mucho más sensibilizada sobre las cuestiones de género. Esto, a su vez, ha contribuido a que la sociedad se dé cuenta de que hacer parte de la población LGBT no genera ningún impedimento para hacer un buen gobierno, ya que los colombianas han identificado en las propuestas de estos candidatos las acciones necesarias para la construcción de un mejor país”, aseguró Wilson Castañeda, director de Caribe Afirmativo.

La historia de la participación política de las personas abiertamente LGBT es reciente en el país. Solo en 1997 un candidato electo se presentó como hombre gay, después de que los comicios le dieran la victoria. Dos décadas después, según Caribe Afirmativo, el panorama ha logrado avances significativos en materia de participación LGBTI, pero aún es largo el camino para alcanzar la inclusión plena.

894384

2019-12-05T17:47:34-05:00

article

2019-12-06T17:11:04-05:00

[email protected]

none

Pilar Cuartas Rodríguez (@pilar4as)

Nacional

La política diversa: el encuentro de LGBT electos

50

7204

7254

1