Lago de Atlántico, en riesgo de desaparecer

Así lo señalan estudios de expertos de la Uniatlántico. Sería el sexto del departamento en secarse.

@jiga0821

Una regla que mide la profundidad del lago indica que en una de sus orillas, el nivel del agua se ha reducido en 1,40 metros. De continuar así, según advierte la Uniatlántico, ese afluente estaría en riesgo de desaparecer y sería el sexto humedal del departamento en secarse.

Así lo afirmó a El Heraldo Ayaris Rojano, bióloga de la Corporación Autónoma Regional del Atlántico (CRA), quien explica que de las 53 hectáreas que lo conforman, el líquido vital se ha reducido aproximadamente a un 50 por ciento.

Según prevé la facultad de Ciencias Básicas de Uniatlántico, El Cisne está en riesgo de desaparición y pasaría a ser el sexto cuerpo de agua del departamento del Atlántico debido a la importante reducción de sus niveles de agua, por la acumulación de sedimentos. Los otros cinco que ya se han disipado son Arroyo Grande, humedal Astilleros, el complejo de la zona de Malambo, zona Vivero y Los Manatíes.

Luis Carlos Gutiérrez, decano de esa facultad dijo que “si está así ahora, imagínese cómo quedará cuando entre en rigor el Fenómeno del Niño”. Gutiérrez también explicó que en el fondo del lago hay material orgánico en proceso de descomposición, lo cual ha disminuido la profundidad y necesita ser retirado para que cuando llueve, logre contener líquido que respalde en temporadas de sequía.

El pasado 9 de junio, la CRA expidió una resolución que dicta medidas para el uso y aprovechamiento del agua en el Atlántico. En este sentido, se restringió la extracción del líquido en un 40% para actividades productivas. Asimismo, se solicitó una reducción en el agua que se destina para el riego de cultivos, por lo cual estos deben ser regados cada dos, tres, cinco y diez día según el producto.