Las 121 familias confinadas en Chocó piden ayuda al Gobierno

Hasta el momento se reporta la muerte de cuatro menores que no tuvieron asistencia médica por cuenta de los enfrentamientos entre grupos ilegales. El último que falleció fue un bebe de dos meses. “Duque, estamos cansados de la violencia que cada día nos afecta y del abandono del Gobierno a nosotros", dice la comunidad.

El Consejo Noruego para los Refugiados y la Federación Luterana Mundial evalúan la posibilidad de implementar un proyecto encaminado a la protección de líderes, y a la ayuda humanitaria de la población. Cortesía

La Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios, Ocha, hizo un llamado de alerta a las autoridades por la crisis humanitaria que se registra en Chocó por cuenta de los combates que, desde el pasado 18 de febrero, se registran entre el Eln, las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, y el Ejército Nacional, en zona rural de Carmen del Darién, en Chocó.

“Aproximadamente 356 indígenas (121 familias) están confinadas por las restricciones a la movilidad y acceso a servicios de salud, abastecimiento de alimentos y riesgos en protección”, indica Ocha.

Los habitantes y pobladores de la zona se abstienen a salir de sus casas por temor a posibles accidentes con minas antipersonas en los senderos.

Lea: El confinamiento provocó la muerte de cuatro niños: alcalde de Carmen del Darién

“No sabemos qué hacer, estamos atemorizados. El Estado dijo que nos iba a ayudar, pero esta es la hora y nada que se presentan por acá. Lo único que pedimos es que manden al Ejército para que nos proteja”, dijo un líder de Riosucio que por seguridad no reveló su nombre.

“La presencia de cultivos ilícitos y exposición directa a las hostilidades en la zona dado los intereses de los grupos armados es un factor que agudiza la situación actual”, se lee en el informe de Ocha.

Por la escasez de alimentos y la falta de atención médica en estas zonas, según Ocha, tres niños perdieron la vida: “Enfermedades como paludismo han causado la muerte de tres menores de edad en los últimos meses (diciembre 2018 – febrero 2019), las cuales están asociadas a los vacíos estructurales para acceder a agua, saneamiento e higiene”.

Aunque el Estado desde un principio aseguró que enviaría ayuda a esta región, el organismo señala que esa tarea no se ha realizado. “Las comunidades no cuentan con acceso a medicamentos ni se han realizado brigadas de salud por la situación de orden público”.

Ayuda Nacional

La Asociación de Cabildos Tradicionales Indígenas del Carmen de Darién hizo pública una carta en la que manifestó su preocupación por la situación señalando que  “no tenemos noticias diferentes desde que las comunidades se encuentran confinadas por los combates que se presentan desde el 7 de diciembre, al igual que la siembra de minas anti personas”.

En la misiva, enviada a Carlos Andrés Monsalve, defensor comunitario de la región Urabá, de Apartadó (Antioquia), la comunidad explicó las razones de la muerte de los tres menores.

“El 25 de diciembre de 2018, a las 8:00 p.m., falleció una niña de seis meses por vómitos, diarrea y fiebres en la comunidad de Unión Chogorodó. El 14 de marzo falleció Leopardo Evao Duave por la mordedura de una serpiente venenosa”, indican.

El último caso que se registró fue la muerte de Einer Lana Bailarín, de dos años, quien no alcanzó a llegar al caso urbano del Carmen del Darién.

En contexto: Muere bebé de 18 meses debido al confinamiento en Chocó

Asimismo, aseguran que más niños corren el mismo peligro pues no cuentan con la ayuda médica necesaria. Razón a esto, “solicitamos una atención urgente a esta crisis humanitaria que están viviendo las comunidades indígenas y negras de esta región, exactamente de la cuenca del río Domingodó”.

Ayuda internacional

Desde el 17 de febrero, la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz junto con Peace Brigades International se encuentran en la zona para ayudar a la comunidad tanto en la atención médicacomo en la reparación integral.

Las organizaciones piden “que se haga presencia de las instituciones municipales y departamental responsables y garantes de la seguridad y protección de la población civil”:

El Consejo Noruego para los Refugiados y la Federación Luterana Mundial evalúan la posibilidad de implementar un proyecto encaminado a la protección de líderes y uno de mitigación del riesgo y afectación por confinamiento para ayudar a la población.

Lea también: La ayuda humanitaria en Chocó no llega por el incremento de combates en la zona

 

últimas noticias