En libertad segundo agricultor secuestrado por el ELN en Arauca

Pablo Emilio Sánchez estaba secuestrado, junto a otros tres arroceros, desde el 18 de agosto en Venezuela.

Tomada de Twitter: @arauca_simon

Pablo Emilio Sánchez Vargas, el segundo de cuatro arroceros secuestrados por el ELN en Arauca, fue liberado este martes y entregado a una comisión humanitaria integrada por representantes de la iglesia católica y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR). El agricultor de 41 años, permanecía en cautiverio junto a otros tres compañeros desde el pasado 18 de agosto, cuando otro arrocero, cercano a ellos, denunció que habían sido raptados y llevados a Venezuela.

La liberación del arrocero, que según la comisión que lo recibió está en buenas condiciones de salud, se produjo en una zona del municipio de Saravena, Arauca, un día después de que José Ricardo Castellanos, el primer agricultor retenido, fuera dejado en libertad. La delegación humanitaria, entre la que estaban Isabel Ortigosa, coordinadora del CICR, o monseñor Jaime Muñoz Pedrosa, obispo de la Diócesis de Arauca, indicó que seguirá acompañando a Sánchez durante el proceso que concluirá con el reencuentro del cultivador con sus familiares.

Los dos agricultores liberados, así como los dos que aún permanecen en cautiverio, fueron raptados por la comisión Rafael Villamizar del ELN. Los cuatro fueron secuestrados en diferentes días, en diferentes momentos, pero generalmente La Nube, Todos los Santos, Sinaí y La Bendición, zonas veredales cercanas al sector conocido como Gaufitas, en el estado de Apure, Venezuela.

El 18 de agosto se confirmó el plagio de los arroceros. Según el compañero que denunció el secuestro, el motivo del ELN para llevar a cabo su acción fue la negativa de los agricultores a pagar una extorsión. A partir de ese momento, las Fuerzas Públicas de ambos países anunciaron colaboración mutua para investigar y dar con el paradero de los cuatro arroceros raptados. Incluso ofrecieron una recompensa de $100 millones de pesos a quien pudiera dar información del paradero.

Los arroceros, y en general el gremio agricultor de Arauca, ha denunciado las amenazas e intimidaciones por parte del ELN, cuyos miembros constantemente los obligan a pagar vacunas. Las exigencias de la guerrilla son desde $300.000 pesos en adelante, por hectárea, a los agricultores de Arauca. Los que son de otra parte del departamento, deben pagar una cifra cercana a los $600.000 pesos por hectárea.