Líderes del Catatumbo denuncian riesgo ante confrontación de grupos ilegales

Juntas de Acción Comunal de Hacarí y La Playa advirtieron una posible renuncia masiva de sus miembros si las amenazas contra la vida en la región continúan.

En esta zona delinquen el Clan del Golfo, Eln y disidencias de las Farc. Cortesía

La Asociación de Juntas de Acción Comunal del corregimiento Astilleros, del municipio de Hacarí, Norte de Santander, manifestó su preocupación ante los organismos defensores de derechos humanos nacionales e internacionales debido a los constates hechos de violencia de los que han sido víctimas sus dirigentes.

Los comunales rechazaron los hechos ocurridos el 31 de mayo en las veredas Locutama, Los Cedros, Miraflores y Capellanía donde se presentaron enfrentamientos entre grupos armados ilegales que convergen en la región generando “zozobra y miedo en la población que es la que se está viendo afectada”, indicó la Asociación en un comunicado.

Asimismo, exigieron a los diferentes actores armados excluirlos de esa “absurda violencia” e instaron a que se garantice el respeto a la vida y al derecho internacional humanitario.

Lea: ¿Cómo regresó la guerra al Catatumbo?

“Hacemos un llamado a todos los organismos que acompañan constantemente a nuestras comunidades a rechazar estos hechos viles e inhumanos que solo afectan a la población y producen estigmatización sobre los pueblos”, agregan en el documento.

En esta zona delinquen el Clan del Golfo, Eln y disidencias de las Farc.