Lo que se sabe de la Masacre en Magüi Payán, Nariño

La incursión armada habría dejado 13 muertos, entre ellos, un líder comunitario. El hecho se registró mientras se celebraban las fiestas patronales en la región de Patia Viejo.

Habitantes de la vereda Pueblo Nuevo, ubicada en el municipio de Magüi Payán, (Nariño), denunciaron que al menos 13 personas murieron tras un enfrentamiento armado que se habría registrado entre disidentes de las Farc y miembros del Ejército de Liberación Nacional, Eln.

En diálogo con El EspectadorJhon Jairo Rodriguez Tenorio, secretario de gobierno de Magüi Payan, señaló quehasta el momento, "ninguna autoridad ha podido llegar a la zona para atender la emergencia".

Según Rodríguez Tenorio, moradores de la vereda informaron que los hechos se registraron ayer lunes 27 de noviembre a las 5:30 pm, "cuando disidentes de las Farc adelantaban una celebración, al parecer de cumpleaños; en ese momento incursionaron en la zona guerrilleros del Eln que entraron en combate con los disidentes". 

Lea también: Disidencias de las Farc: ¿simples bandidos?

Según datos suministrados a este medio por el secretario, en la zona en la que se registraron los hechos habitan unas 80 personas, distribuidas en 25 viviendas.

Según el funcionario, residentes del lugar han recuperado cuatro cuerpos que habían sido arrojados al río Patía.

A la vereda Pueblo Nuevo, ubicada a dos horas de la cabecera rural, solo es posible llegar vía marítima.

"Aunque estoy en contacto directo funcionarios de la Unidad de Víctimas y la Defensoría del Pueblo, seguimos esperando la ayuda para que los organismos ingresen a la zona. (...) se prevé que en las próximas horas se registren desplazamientos".

Por su parte, Wilson Angulo, personero municipal de Magüi Payán, dijo a El Espectador que "las condiciones de seguridad no han permitido que las comisiones humanitarias se desplacen a la zona para atender la emergencia".

Hasta el momento, se tiene conocimiento de tres personas que resultaron heridas. Entre ellos, dos menores de edad, que fueron trasladados a la E.S.E. Saul Quiñonez.

Según Angulo, "en el lugar hay ausencia total del Estado. La situación de orden público es compleja y aunque al campesino se le habla de programas de sustitución de cultivos, aún no hay programas alternativos concretos. No hay ofertas laborales, no hay nada".