Su situación económica es insostenible

Los $92.000 millones que tienen en crisis a la Uniguajira

La deuda de la Gobernación hacia la institución comenzó en 2016. Los estudiantes y docentes reclaman una educación superior digna en el departamento. Las autoridades locales aseguran que la solución está en Bogotá.

El Consejo Académico definirá el viernes 18 de octubre si suspenden o no el segundo semestre académico 2019. Cortesía Universidad de La Guajira

Hoy la Universidad de La Guajira no tiene cómo mantenerse. Desde el 2016 dejó de recibir los recursos con los que sostenía los subsidios de matrículas  y becas a los que los jóvenes del departamento podían acceder para ingresar a la educación superior. Debido a esta situación, los universitarios decidieron salir a las calles. 

Lea también: Estudiantes marchan hoy contra la corrupción, por derecho a la protesta y pendientes de 2018

Desde el 25 de septiembre comenzaron las protestas. Ante la falta de respuesta por parte de la Gobernación suspendieron las clases y labores administrativas indefinidamente. El 7 de octubre, cinco estudiantes se amarraron a la puerta de la sede de la gobernación para exigir al gobernador encargado, Jhon Fuentes, su compromiso con la gestión y el giro de los recursos adeudados a la universidad. Al día siguiente bloquearon con barricadas la vía que comunica a Riohacha y Maicao. 

Con el cese de actividades y esta crisis financiera los principales afectados son los 14.487 estudiantes matriculados durante este primer semestre de 2019, de los cuales 12.613 obtuvieron el subsidio. Es decir, el  87 % de la población universitaria. La UniGuajira cuenta con sede en los municipios de Riohacha, Fonseca, Maicao, Villanueva y en Montería, Córdoba. 

El gobernador (e) de La Guajira hizo un llamado a la calma a los estudiantes, pues asegura que, en los “escasos” 45 días que lleva en el cargo, ha trabajado para solventar la crisis económica que atraviesa la educación superior. 

Sin embargo, todo indica que la Gobernación no ha girado el dinero que la institución realmente requiere por la falta de presupuesto para el rubro de la educación terciaria. Principalmente por el recorte de regalías que sufrió el departamento desde 2012. 

Le puede interesar:  Presupuesto para educación, el más alto de la historia

La Guajira, como pocos departamentos del país, recibía cuantiosos ingresos provenientes de las regalías generadas por la explotación de sal y carbón -ya que este departamento es uno de los más ricos en estos recursos-. Pero, desde el Acto Legislativo 05 de 2011, que liquidó el Fondo Nacional de Regalías y creó el Sistema General de Regalías en 2012, el dinero para la península disminuyó. 

El departamento, como entidad territorial, recibía $513.011 por persona en 2012, pero desde la entrada en vigor del sistema actual pasó a obtener $227.231 por persona en 2017, según cifras del Centro de Pensamiento Guajira 360°. 

Según Amilkar Acosta, exdirector de la Federación Nacional de Departamentos, los perdedores fueron los departamentos y municipios del país donde operan las empresas que explotan los recursos naturales y los municipios portuarios por donde se transporta. En su informe “La reforma del régimen de las regalías y su impacto en las finanzas territoriales” con dicha reforma pasaron a recibir, en promedio,  el 74 % de la totalidad de las regalías en forma directa, a recibir solo el 10 %. 

Un informe del Centro de Pensamiento Para el Desarrollo Guajira 360° argumenta que el actual Sistema General de Regalías (SGR) requiere modificaciones estructurales. “Una de ellas tiene que ver con la compensación que deben tener las regiones productoras. La otra, como mínimo, es disponer de volúmenes de recursos similares a los de 2011. Los departamentos productores, incluyendo a La Guajira, fueron perdedores en la asignación determinada en la Ley 1530 de 2012”, se explica en el documento. 

Para Fermín Rosas Romero, representante estudiantil ante el Consejo Superior, cuando hicieron la reforma se descentralizaron los recursos y La Guajira quedó sin la fuente principal de financiamiento para sostener los subsidios universitarios. “Se los llevaron (los recursos), pero dejaron las deudas y compromisos adquiridos cuando había abundancia”, aseguró.

Lea: ¿Por qué los jóvenes están dejando de ir a la universidad?

Carlos Robles Julio,  rector de la única universidad pública que funciona en La Guajira,  explicó a El Espectador que el problema parte del constante incumplimiento de la Gobernación con el giro de los subsidios a los estudiantes. Desde el primer periodo de 2016 hasta junio del presente año se ha dejado de girar a la Universidad de La Guajira más de 92.000 millones de pesos. “Esto lleva a la institución a incumplir con sus obligaciones de ley”, aseguró Robles Julio. 

El Consejo Superior de la institución asegura que este retraso en los pagos es un riesgo a la estabilidad y normalidad académica. Además, considera que no solo viola el derecho a la educación de calidad a más de 15.000 universitarios, sino que afecta el pago de salarios y prestaciones a docentes y demás funcionarios de la UniGuajira.  

Pero el problema no es solo la falta de recursos. “La universidad  ha aumentado su número de alumnos y el departamento no ha podido sostener el costo de su nómina, por lo tanto no ha podido girar el dinero que la institución realmente demanda”, dijo Acosta.

“Nosotros hemos llegado a tener recursos gracias al cobro que permite la ley por medio de embargos y trámites legales. La universidad embarga algunas cuentas del departamento y consigue así algunos recursos”, dijo Rosas Romero.

Ante los embargos, el rector de la institución explicó que la Universidad de La Guajira realiza constantemente cobros por vías administrativas a la Gobernación, bien sea cobros coactivos o por vías ordinarias. De esa manera han logrado pagar parte de la deuda, pero esta es insostenible ya que la institución debe alrededor de $22.000 millones a los docentes ocasionales y catedráticos, contratistas, servicios generales y vigilancia.

El rebusque de los recursos

Desde la Gobernación han presentado en dos ocasiones este año un proyecto de $24.000 millones que busca fortalecer el acceso de los jóvenes del departamento a la educación superior ante los miembros de los Órganos Colegiados de Administración y Decisión, OCAD: conformado por los ministros de Vivienda y Minas y Energías, a nivel nacional; el gobernador a nivel departamental; y los alcaldes de Fonseca y Villanueva, Misael Arturo Velásquez Granadillo y Luis Alberto Baquero Daza, respectivamente a nivel municipal.

El gobernador (e) Medina informó que continuarán con el trabajo de dicho proyecto y será presentado nuevamente en un plazo no mayor a un mes.  Además, se pretende  hacer efectivo el 90 %  de los recursos del Fondo de Desarrollo para La Guajira  (Fondeg), según lo acordado por el Consejo superior del fondo. 

Un departamento afectado por la falta de gobernabilidad

En ocho años este departamento ha tenido 13 gobernadores, cuando solo debería haber tenido dos, producto de las destituciones constantes relacionadas con la corrupción. “Esto se ve reflejado en la falta de continuidad y gestión a las problemáticas de la Universidad de La Guajira por ser del orden departamental”, dijo el rector. 

“Se ha ido cambiando una serie de gabinetes y la trazabilidad se pierde. Lógicamente eso genera un atraso  en el tiempo para todos los proyectos. Sin embargo, hemos venido trabajando desde junio para poder darle respuesta a estos estudiantes sabiendo que muchos de los funcionarios que estamos en este gabinete, incluyendo al gobernador, somos egresado de la Universidad de La Guajira”, aseguró el secretario de Educación departamental.

Esto sin contar que el beneficio no es sólo para la universidad pública, este acoge también a quienes deciden estudiar en alguna de las cuatro instituciones privadas del departamento.

El secretario de Educación, Jhon Breiner Muñoz, dijo que la respuesta a la crisis no está en La Guajira sino en Bogotá. “Nosotros no tenemos el dinero en las arcas del departamento, están en el nivel central.  Además, planteamos una solicitud de financiación o cofinanciación al Ministerio de Hacienda para poder sostener este beneficio”, aseguró el secretario. 

La Gobernación deberá encontrar una solución para poder girar los recursos que por ley le compete a la universidad.Sobre todo luego de conocerse que el congreso aprobó un billón de pesos para La Guajira para los próximos dos años por el Presupuesto Bienal de Regalías 2019-2020.  La península recibirá un 43 % más de los recursos que recibía en el bienio 2017-2018. 

De hecho, este es el monto más grande que recibirá el departamento desde la creación del Sistema General de Regalías en 2012. Por esto, para Acosta resulta incomprensible que el departamento, con los recursos que tiene y los ingresos que recibe, no los invierta en el aumento de cobertura y calidad de la educación, salud, agua potable y al cierre de la brecha social que la separa del resto del país.

886544

2019-10-18T09:55:09-05:00

article

2019-10-18T09:55:09-05:00

epardo_262337

none

Estefanía Pardo Donado - @estefypardo

Nacional

Los $92.000 millones que tienen en crisis a la Uniguajira

57

11938

11995