Los errores de la reforma carcelaria

Delitos como lesiones personales, robos, atracos menores, accidentes de tránsito por conductores borrachos y hasta ataques con ácidos, podrían quedar impunes.

Por lo menos 10 cárceles están cerradas o con la prohibición de que ingresen nuevos reclusos a sus bloques por hacinamiento.
Por lo menos 10 cárceles están cerradas o con la prohibición de que ingresen nuevos reclusos a sus bloques por hacinamiento.

“Sería bueno que desde ya nos digan quienes son los inversionistas privados, con nombres propios, y saber si alguno tiene familiares o amigos presos en las cárceles de Colombia o el exterior”. Es la opinión de Luis Gustavo Moreno, profesor de las universidades Libre, El Rosario y Búfalo de New York, refiriéndose al proyecto de reforma carcelaria que ya inició su trámite en el Congreso de la República.

El analista se refiere, en concreto, a los supuestos errores de la iniciativa, que es vista como parte de la solución a la crisis de hacinamiento que padecen actualmente los centros penitenciarios del país.

Y es que según Moreno, delitos como lesiones personales, robos, atracos menores, accidentes de tránsito por conductores borrachos, entre otras agresiones que afectan a buena parte de la población de nuestro país, incluyendo ataques con ácidos, podrían quedar impunes con la propuesta del Gobierno, que además plantea la construcción diferencial de casas de paso para extranjeros detenidos en Colombia.

“La reforma presentada abre una inmensa puerta a la impunidad, ya que el articulado señala sin precisar que las personas que hayan cometido un delito por primera vez y cuya pena impuesta sea inferior a tres años de prisión, podrán acceder al beneficio de suspensión de la pena, sin más requisitos”, advierte el académico.

Así mismo, señala Moreno, la reforma establece que “los municipios y departamentos tendrán que asumir la responsabilidad de las personas privadas de la libertad de manera preventiva (sindicados). Es decir, por lo menos del 60% de la población carcelaria del país. En este punto cabe indicar que varios alcaldes y gobernadores son investigados por los entes de control”.

De otro lado, el proyecto promueve un trato diferencial e injustificado entre la población de reclusos extranjeros y nacionales, porque se propone “la construcción de casas de arraigo transitorio para extranjeros que hayan cometido una falta y no tengan un lugar de residencia en el país, agregó.

Mi intención es la advertir a la opinión y al país en general de los errores que por desconocimiento se han podido presentar en el articulado, no la de señalar culpables. Desde la academia vemos con preocupación errores involuntarios a los ojos de muchos pequeños, pero que en la práctica podrán ser terribles para la aplicación de la justicia sobre los victimarios en nuestro país”, enfatizó Luis Gustavo Moreno.

“Cuando el Estado cumple su finalidad al administrar Justicia, implica encontrar y castigar a los verdaderos responsables de los delitos que nos azotan, lo que conlleva la imposición de penas de prisión que en ultimas no tendrán razón de ser con esta nueva reforma penitenciaria”, puntualizó.

Temas relacionados