¿Cómo hacer para que el mandato anticorrupción no quede en el aire?

hace 3 horas

¿Los funcionarios públicos tuitean de más?

La sanción disciplinaria contra un funcionario del Distrito sienta un precedente sobre las implicaciones y el uso que le están dando políticos y burócratas a las redes sociales.

Twitter tiene en aprietos a dos funcionarios de la administración de Gustavo Petro: su jefe de prensa, Rodrigo Silva, y el director distrital de Asuntos Disciplinarios, Augusto Ocampo. Al parecer, sus comentarios sobre periodistas y funcionarios del Distrito han sido tomados como injuriosos. Aunque ellos alegan que sus publicaciones son de tipo personal, según la Personería de Bogotá eso no los releva de su fuero como funcionarios públicos, ya que han sido comentarios contra quienes han criticado las actuaciones de la administración para la cual trabajan.

Es por eso que la Personería, en fallo de primera instancia, suspendió e inhabilitó a Ocampo por 10 meses. El funcionario apeló y en la mañana del próximo lunes se realizará una nueva audiencia. Mientras que a Silva se le abrió una investigación por "publicar opiniones deshonrosas y calumniosas contra Ricardo Cañón, personero de Bogotá". Silva, a través de su cuenta @rodrigosilvarga, el 18 de diciembre de 2012, publicó el siguiente tuit: "Cañón habría dicho que era golpe de estado contra sus amigos operadores", refiriéndose a las cuatro empresas privadas que venían prestando el servicio de aseo en la ciudad. La investigación fue traslada a la Procuraduría, según Henry Cruz, delegado para asuntos disciplinarios de la Personería de Bogotá, con el fin de garantizar el derecho a la defensa y el debido proceso.

El ambiente político nacional y distrital están caldeados. En los últimos meses, a más de una personalidad pública y política se le ha ido la lengua opinando o criticando de algún tema público en particular a través de la red social Twitter o en los medios de comunicación: Alejandro Ordóñez, procurador General, el ex presidente Álvaro Uribe, el ex presidente Andrés Pastrana, el ministro del Interior Fernando Carrillo… son algunos de los más notables.

Las negociaciones de paz, el cambio de modelo del servicio de aseo en Bogotá, la despenalización de la droga o el aborto o el fallo de la Haya han sido temas controversiales que han dado pie para calificar y acusar a unos y a otros. En fin, un ambiente enrarecido no sólo por el calibre de las acusaciones y los peliagudos temas de los que se opina, también a favor del juego político está la inmediatez de la contra respuesta y la posibilidad de que otros compren los pleitos con un simple click en el botón de retuitiar.

La sanción en primera instancia contra el funcionario de la administración de Gustavo Petro pone un precedente importante: ¿cuál es el uso de redes sociales por parte de servidores públicos? De acuerdo con Henry Cruz, delegado para asuntos disciplinarios de la Personería, explicó que una cosa es el alcance del derecho de opinión y otra son las afirmaciones deshonrosas. "En el Código Disciplinario se prohíbe a los funcionarios públicos lanzar afirmaciones injuriosas y calumniosas. Es muy paradojo que haya sido el director de asuntos disciplinarios del distrito quien haya publicado esos tuits, porque si el alcalde decidiera investigar al gerente del Acueducto o al director de la Unidad Administrativa de Servicios Públicos (Uaesp), el señor Ocampo ya rompió con su imparcialidad".

José Gregorio Hernández, ex magistrado de la Corte Constitucional y experto en materia de libertad de expresión, asegura que "este derecho tiene plena protección en la Constitución, en el artículo 20. Libertad para opinar en medios de comunicación, en ambiente diario y, en estos últimos tiempos, en las redes sociales, es un derecho de todos los colombianos".

¿La libertad de opinar se restringe para los funcionarios públicos? De acuerdo con Hernández, hay algo de fondo y es que las discusiones de lo público se debaten en 140 caracteres de un tuit.
"Este derecho no se restringe para el funcionario público, pero considero que por su calidad debe tener discreción: no se puede emplear un cargo público para polemizar o lanzar afirmaciones infundadas contra otros porque precisamente se debe respetar la libertad de expresión y la honra de los otros. No se deben hacer afirmaciones que no estén ligadas a las funciones del cargo. Además es bajar de nivel la función o el cargo que se ocupa, en el ejercicio público también se debe tener presente la dignidad del mismo".

Hernández cita un ejemplo: "me parece improcedente la pelea entre el Procurador y el Fiscal de la Nación sobre un tema –la paz- que tiene un origen jurídico que se debe discutir con argumentos y no descalificándose a través de micrófonos. En este caso, y en todos, no se transmite un buen mensaje a los ciudadanos".

Alfredo Molano Bravo, escritor y columnista de El Espectador, aclara que "si bien los funcionarios públicos siguen siendo ciudadanos, las opiniones tienen sus límites constitucionales que corresponden a una lógica ética y, por qué no, hasta gramatical o verbal… esto supone un campo gris: ¿qué es verdad y qué no? Por ejemplo, soy partidario de que el expresidente Uribe hable por Twitter, en entrevistas, es su derecho. Sin embargo, después de haber revelado en esta red social las coordenadas del lugar a despegar para que un líder guerrillero pudiera viajar a Cuba hay algo muy preocupante: más allá de quererse atravesar al proceso de paz, Uribe se situó en un ángulo delictivo poniendo en peligro la seguridad nacional y dejando ver que hay un sector del ejército que es influenciado por él".

El debate está sobre la mesa. Entre tanto, Canal Capital pidió a la Procuraduría y a la Fiscalía General de la Nación que también fuera sancionado el denominado concejal de la familia Marco Fidel Ramírez. En un comunicado de prensa, Canal Capital solicita que "se haga justicia frente a los continuos mensajes ofensivos por Twitter del concejal Marco Fidel Ramírez contra Canal Capital, su gerente general, funcionarios y contratistas, con los cuales vulnera su buen nombre… Solicitamos adelantar las investigaciones e imponer las sanciones a las que haya lugar frente a las denuncias hechas por Canal Capital desde marzo del presente año, en que se puso en conocimiento de dichas autoridades las continuas agresiones del concejal, con el fin de que se protejan los Derechos de la comunidad DE Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transgeneristas e Intersexuales (Lgbti) y de Canal Capital".

@7MarcoFidelR: El Primer Café es en realidad por lo q estamos viendo el primer veneno de cada día en Canal Capital. Muy objetivos no? Pena les debería dar.
@7MarcoFidelR: Canal Capital y Hollman Morris suscribieron ilegal contrato de 163 millones con Baltazar Garzón. Exijo al juez devolverlos a bogotanos y ya!

Los tuits que sacaron del juego político a Augusto Ocampo

Augusto Ocampo, director distrital de Asuntos disciplinarios de la Secretaría General de Bogotá, publicó en su cuenta de Twitter (@AUGUSTOOCAMPO) una serie de calificaciones y acusaciones salidas de tono y, al parecer, sin argumentos o pruebas que corroboraran que son ciertas. Con nombres propios, Ocampo se despachó contra varios periodistas de El Tiempo, Caracol Radio, La FM, CM& y de la veedora distrital, Adriana Córdoba, por criticar la importación de unos vehículos compactadores usados desde Estados Unidos para recoger la basura en la capital del país. Lo más preocupante es que muchos de estos tiuts, Ocampo se los remitía al alcalde.
@AUGUSTOOCAMPO : "Periodistas vinculados con cartel Nule critican administración distrital".
@AUGUSTOOCAMPO : "Curioso que microfoneros fletados por cartel son los únicos que critican TODO lo de @petrogustavo", añadió.

Después de las generalidades, Ocampo insultó a Yesid Lancheros, periodista de El Tiempo, de cohonestar (disfrazar) con las mafias:
@AUGUSTOOCAMPO: @YesidLancheros “Cómo ud. Jovencito manda a revisar eso entonces el alcalde hace caso? microfonero barato del combo de Yamit, Darío, Julio".
@AUGUSTOOCAMPO: @YesidLancheros “"Sé consecuente con lo que dice sobre denuncias contra corrupción. No le haga el juego al cartel. ¿Critica sin ver camiones?".
Ocampo también arremetió contra Vicky Dávila, directora de La F.m.,
@AUGUSTOOCAMPO: @vickydavilalafm “Increíble Vicky también en la lista de quienes desinformando atacan los intereses de los bogotanos. Fletada por las mafias? ".
Y a Clara Elvira Ospina, exdirectora del Canal RCN, también la tildó de cohonestar con las mafias de la ciudad:
@AUGUSTOOCAMPO: @ClaraEOspinaG “Ud. también desde Perú haciéndole el juego a las mafias que se apoderaron la ciudad? Sea seria".

El funcionario de Petro acusó a Erika Fontalvo, de Caracol Radio, de estar fleteada por los Nule:
@AUGUSTOOCAMPO: @ErikaFontalvo "No será de las periodistas fletadas por los Nule a quienes Álvaro Dávila les daba $ para patrocinar carrusel? Esta tuiteadora".
A Darío Arizmendí, director del servicio informativo de Caracol Radio, Ocampo también lo llamó microfonero:
@AUGUSTOOCAMPO: @CaracolRadio “Gravísima la campaña terrorista de desinformación del microfonero Darío Arizmendi".
Los acusaciones también alcanzaron para Yamid Amat, director de CM&:
@AUGUSTOOCAMPO: "Yamit Amat, el Rey de la desinformación resentido porque le quitaron el escenario para lucirse en la Plaza de Toros ataca a @petrogustavo".

El funcionario también se refirió a la veedora distrital tildándola de "oportunista y desleal" y aseguró que "Ella lo que busca es arar el camino para que el marido se decida de nuevo a pretender Presidencia", en referencia a Antanas Mockus.
 

Temas relacionados