"Los geógrafos no hacen únicamente mapas" : profesor de la Universidad Nacional

El docente Luis Carlos Jiménez, uno de los investigadores más sobresalientes del país, nos habla de los retos que tienen las ciencias espaciales en el posacuerdo.

Luis Carlos Jiménez es profesor del Departamento de Geografía de la Universidad Nacional. Ha trabajado en diversos proyectos de desarrollo territorial a nivel nacional.
Luis Carlos Jiménez es profesor del Departamento de Geografía de la Universidad Nacional. Ha trabajado en diversos proyectos de desarrollo territorial a nivel nacional. Mauricio Alvarado
Luego de intensas discusiones, algo inevitable para el contexto social y político de Colombia, es sin duda, la paulatina reducción de la violencia. Con el desarme de los grupos ilegales y el paso de su lucha al campo político formal, también se abren nuevas posibilidades para el desarrollo social del país.
Una de ellas es el turismo, pero no, una actividad que deprede y arrase con la fauna y flora de los lugares, sino que apueste por el cuidado, la protección, y la valoración del territorio como vital para la identidad, la economía y la riqueza biológica. La visión de un turismo alterno al que la mayoría de los colombianos conocemos, y que tenga en cuenta la necesidad de proteger las fuentes hídricas y la diversidad cultural en el territorio nacional.
 
Estos han sido algunos puntos de discusión durante el VII Congreso Iberoamericano de Estudios Territoriales y Ambientales, que tendrá lugar en la ciudad de Manizales hasta este viernes. El Espectador habló con Luis Carlos Jiménez, Doctor en Geografía de la Universidad de Bourdeaux, uno de los organizadores del evento, quien nos habla de la estructura del encuentro.
 
¿Cómo surgió en usted el interés por la geografía?
 
Cuando cursaba el bachillerato me gustaban las matemáticas y las ciencias sociales. Quería encontrar algo que pudiera combinar mis habilidades con mi interés por el medio ambiente, y la ingeniería geográfica en la Universidad Tadeo Lozano era una buena opción. Así que me decidí por la geografía en épocas en que no existía como carrera.
 
¿En qué trabajan los geógrafos en Colombia?
 
Habitualmente el Estado ha sido el mayor empleador de los geógrafos. Pero otros se emplean en oenegés, instituciones académicas e investigativas. En muchas ocasiones orientan la política territorial, la gestión del riesgo o el cuidado del medio ambiente. Los geógrafos no hacen únicamente mapas, sino que ayudan a construir el conocimiento necesario para la implementación de la política pública en los territorios. 
 
¿Cómo pueden los geógrafos ayudar a construir nación y justicia social?
 
Algo visible en la agitada realidad espacial de nuestro país, es sin duda, la dificultad para recolectar datos y cifras sobre los territorios y el medio ambiente. De la misma manera, el hecho que se planifica dando la espalda a la realidad de las regiones, desconociendo además la bondades de la autogestión desde las comunidades. Los geógrafos deben poner al servicio de la comunidad, su capacidad de dar a conocer y analizar las tensiones que se dan en el espacio geográfico, las herramientas para comprender y transformar la realidad socioespacial del país.
 
En algunos colegios se ha implementado la geografía enlatada con otras ciencias sociales, sin dedicarle un espacio adecuado y propicio para el aprendizaje. ¿Qué piensa de ello?
 
Más allá de una preocupación por la elección de la disciplina a la cual, los maestros deben dedicar más horas en la educación básica, pienso que el aprendizaje de las niñas, niños y jóvenes debe estar mediado por las realidades y problematicas a nivel local y regional. De tal forma que  puedan tener conciencia del territorio en el que habitan, que puedan pensarse a sí mismos, reconocer que comparten el espacio con otros, y que se pueda fomentar la solidaridad y el respeto. 
 
Desde la revista Cuadernos de Geografía se ha promovido una nueva visión del turismo de la mano de la protección del territorio. Háblenos de esa visión.
 
En este escenario político y social del país, en que se tendrá la posibilidad de recorrer y explorar con tranquilidad lugares que antes eran disputados por los actores armados, surge también una posibilidad de desarrollo territorial; con el impulso de un turismo consciente, que guarde la diversidad y la riqueza ambiental y biológica. Que los viajeros tengan la conciencia de la necesidad del cuidado y la protección. Esperemos que a estos lugares, regiones enteras que quedan abiertas a los colombianos y a los ciudadanos del  mundo, no entre ni el turismo depredador ni nuevas arremetidas de la minería ilegal o de otras prácticas socioeconómicas que los afecten negativamente.
 
En ese sentido, de la mano de la necesidad de proteger el medio ambiente y estudiarlo responsablemente, se viene organizando El Congreso Iberoamericano de Estudios Territoriales y Ambientales (CIETA). Explíquenos de qué se tratra este evento.
 
El CIETA tiene por objetivo promover el intercambio entre investigadores interesados en el estudio del territorio y del ambiente, provenientes de las diversas instituciones de los países latinoamericanos e ibéricos. El primer evento tuvo lugar en México, y nos encontramos participando esta semana en la séptima versión en la ciudad de Manizales. Es un reto para reflexionar sobre la forma como estamos afectando al ambiente y de qué manera estamos conciliando la gestión del territorio y el cuidado del ambiente. En esta versión del CIETA estamos reconocimiento el papel de los actores sociales y sus prácticas en la gestión territorio y el cuidado del ambiente.
 
Al evento asisten diversos investigadores internacionales y nacionales...
 
Entre los conferencistas se encuentran Enrique Aliste de la Universidad de Chile, a Monica Arroyo de la Universidad de Sao Paulo, Brasil, también contaremos con la presencia de Jorge Arturo Jiménez Ramón, Director General, Fundación MarViva, Costa Rica, Marcos Aurelio Saquet, UNIOESTE, e UNESP Paraná, Brasil y Horacio Bozzano, FaHCE - Universidad Nacional de La Plata, Argentina. 
 
Y por Colombia...
 
Tendremos al maestro Julio Carrizosa Umaña y a Nohra León Rodríguez, Vicedecana Académica de la Facultad de Ciencias Humanas de la Universidad Nacional. Guillermo Alfonso Jaramillo Martínez, Alcalde de Ibagué también nos contará su experiencia sobre la realidad ambiental de su región. 
 
 
 
Temas relacionados