Los Olímpicos de Munich según Guillermo Cano

En 1972 el director de El Espectador viajó a Alemania a cubrir este evento deportivo.

El 18 de agosto de 1972, El Espectador anunció que su director Guillermo Cano, acompañado por el editor de deportes Mike Forero, encabezaba el equipo del periódico para la cobertura de los Olímpicos de Munich (Alemania). La cobertura estaba complementada por el trabajo de los redactores Rufino Acosta, Carlos Flórez, Óscar Restrepo, Antonio Andrauss y Ernesto Muñoz. El propósito era hacer el mayor despliegue posible, con una delegación colombiana que por primera vez prometía medallas. (Vea el especial de los 30 años sin Guillermo Cano)
 
Lo que no estaba en planes de Guillermo Cano y Mike Forero es que fueran testigos de uno de los acontecimientos más tristes en la historia del deporte mundial: el ataque de un comando terrorista llamado ‘Septiembre negro’ a la villa olímpica, en la madrugada del 5 de septiembre, tomando como rehenes a 21 deportistas de la delegación israelí. Dos de ellos que pusieron resistencia fueron asesinados, nueve lograron escapar y 11 fueron tomados como rehenes. En un enfrentamiento armado en el aeropuerto fueron sacrificados los rehenes y murieron cinco terroristas palestinos. (Vea el video: "Guillermo Cano adoraba a sus periodistas": Rufino Acosta)
 
Guillermo Cano escribió varios reportajes en lo que denominó “Los juegos olímpicos del terror”. Paradójicamente esos registros llegaron acompañados de los trabajos periodísticos para registrar las tres primeras medallas olímpicas para Colombia. Las medallas de bronce para los boxeadores Clemente Rojas y Alfonso Pérez; y la medalla de plata en la modalidad de tiro para el deportista barranquillero Helmuth Bellingrodt. “Los juegos ya no son juegos. La medalla de hierro la ganó la violencia”, concluyó en sus reportajes desde Alemania, Guillermo Cano Isaza.  (Vea: Guillermo Cano y Mike Forero: una amistad que el fútbol unió)

 

últimas noticias

Magic Garden, una bomba silenciosa