Lucha contra el cáncer de mama, responsabilidad de las instituciones estatales

Ya las mujeres han probado su valor y capacidad frente a la adversidad, al luchar muchas veces solas por sus familias.

Hoy, en Colombia, a pesar de los avances en la detección temprana y el tratamiento del cáncer de mama, la tasa de mortalidad de la enfermedad muestra una tendencia de incremento. Dos razones principales proporcionan una explicación que obliga a la actuación inmediata del estado. Primera, a pesar de la información difundida, a las colombianas se les detecta tardíamente el cáncer, 60% según estudios en Bogotá.

La segunda razón, luego de su confirmación, los tratamientos no se inician oportunamente, aproximadamente el 50%. Los tratamientos se inician en promedio a los tres meses e incluso hasta los seis meses.

Los datos de la Defensoría del Pueblo corroboran que estamos perdiendo terreno en esta lucha. El cáncer ocupa el segundo lugar en las negaciones de servicios con el 8,3%. En las mujeres el 14% de las negaciones de servicio corresponden a patología maligna mamaria, incluyendo tumores tempranos que son curables. En tutelas, la realidad no es mejor. El cáncer ocupa los dos primeros puestos por negación de tratamientos y uso de medios diagnósticos para su detección y confirmación.

En conclusión hay aspectos difíciles de cambiar a corto plazo. Es frecuente que nos escondamos detrás de estadísticas agregadas que muestran que el país y su sistema de salud son, "comparativamente" buenos respecto a otros países. Ello conlleva unos acuerdos moralmente fáciles y hasta cierto punto inaceptables, al dejar que la política de salud la hagan los estadísticos, sin compromiso ni costo político. Segundo, los compromisos institucionales están mediados por la comparabilidad regional y no por responsabilidades programática frente a las cuales la sociedad civil pueda ejercer control social y político. Se requiere que se reglamenten los tiempos de espera dentro del sistema de salud para que las mujeres conozcan y reclamen sus derechos a la atención, diagnóstico y tratamiento oportuno.

Por todo esto, son aplaudibles los esfuerzos como la campaña de educación de la Liga Colombiana Contra el Cáncer que con el apoyo de la Defensoría del Pueblo, busca empoderar a las mujeres en cuanto a sus derechos en cáncer de seno.


*Asesor Médico de la Liga Colombiana contra el cáncer.

Temas relacionados
últimas noticias