Terrorismo en Bogotá: 11 muertos y 87 personas heridas

hace 2 horas

La lucha de un padre para visitar a su hijo

Un fallo judicial reconoció al periodista Javier Contreras como papá de Ismael, pero no estableció cada cuánto podía verlo. Este vacío ha hecho que en casi tres años solo haya podido visitarlo dos veces.

Javier Contreras, periodista y ganador del Premio Simón Bolívar. / Cortesía
Javier Contreras, periodista y ganador del Premio Simón Bolívar. / Cortesía

El 11 de agosto de 2015, después de casi dos años de una larga batalla jurídica, la justicia le dio la razón al periodista Javier Contreras. Un fallo de un juzgado de familia de Medellín, tras practicar una prueba de paternidad, reconoció que éste era el padre de Ismael, un niño de dos años, y estableció una cuota alimentaria que se cancelaría en los cinco primeros días de cada mes.

La decisión fue clara al decir que “no se priva a Javier Contreras de la patria potestad”. Sin embargo, el fallo no estableció el régimen de visitas, un vacío por el que hoy, según Contreras, sólo ha podido visitar en dos ocasiones a su hijo. La madre del menor, radicada en la capital de Antioquia, se niega a que el comunicador lo vea.

Según Contreras, solo en dos oportunidades ha podido ver a su hijo: diez días después de que nació y el 3 de octubre del año pasado, cuando el menor cumplió dos años. De acuerdo con el periodista, el juez no estableció cada cuánto podía visitar a su hijo porque la madre de éste no fue a ninguna de las audiencias, sino su abogado.

El 2 de septiembre del año pasado se hizo la corrección en el registro civil y Contreras quedó registrado como padre de Ismael. “Después de que me llegó el registro civil de nacimiento me acerqué al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), en Bogotá. Ese día solicité que se adelantara una visita a Ismael en su hogar para conocer su estado físico y condiciones en las que vive, además de un acompañamiento psicológico, la posibilidad de tener acceso a mí con la presencia de un especialista y establecer el régimen de visitas a que tiene derecho”, asegura Contreras. Pero no recibió una respuesta eficaz.

“No es justo que yo tenga que empezar otro proceso judicial. Si ella se negó a las citaciones judiciales se va a seguir negando porque no le importa. Yo sí necesito que alguien me ayude, se llame ICBF, juzgado de familia, lo que sea, que me ayuden para regular el régimen de visitas. Reclamo el derecho que tiene mi hijo a saber quién es su padre y el que tengo yo como padre a decirle a mi hijo cara a cara que lo amo”, concluye Contreras.

 

Temas relacionados